Según el borrador de Real Decreto

Los fotovoltaicos que hayan defraudado deberán devolver la prima cobrada

Los productores de energía fotovoltaica que no puedan acreditar que cobran debidamente las ayudas correspondiente al régimen retributivo derogado en septiembre de 2008 deberán devolver la prima equivalente (prima menos precio de mercado) que han percibido hasta ahora.

La industria fotovoltaica europea quiere mejorar la competitividad
La industria fotovoltaica europea quiere mejorar la competitividad

Además, perderán la prioridad para entrar en el registro de preasignación de primas a las renovables creado con posterioridad para ordenar el crecimiento del sector renovable.

Así consta en el borrador de Real Decreto elaborado por el Ministerio de Industria para intentar atajar el presunto fraude en el sector fotovoltaico, informaron hoy a Efe fuentes conocedoras del documento.

En el texto, cuya primera redacción correspondería a enero de 2009, se han introducido cambios para evitar invadir las competencias de las Comunidades Autónomas (que son las que conceden el acta de puesta en marca de las instalaciones), según la misma fuente, que apuntó que el real decreto permanecía congelado mientras se resolvía este aspecto.

Además, ahora, a diferencia de lo que ocurría hace un año, "hay inspecciones", apuntó la fuente, que explicó que en el caso de que existan indicios de fraude los dueños de las plantas deberán presentar documentación sobre elementos considerados fundamentales para el funcionamiento de las mismas. Así, por ejemplo, tendrán que presentar la factura de compra de los paneles solares o la licencia de obras.

Según datos del propio sector, se estima que podrían estar cobrando unas primas que no les corresponden instalaciones que suman unos 600 megavatios de potencia (cerca del 20% del total instalado en España) y que cobran al año unas primas de 800 millones de euros.

En otoño de 2008, la CNE desarrolló un plan de inspecciones que puso de manifiesto que había plantas que aunque tenían el acta de puesta en marcha antes del 30 de septiembre de ese año (fecha límite para cobrar las primas anteriores) no tenían los equipos necesarios para producir energía.

Ese año, la retribución de la energía solar fotovoltaica se redujo en un 30%, lo que provocó que se instalaran 2.600 megavatios, frente a los 430 que se instalaron en 2007.

La Comisión Nacional de Energía (CNE) tiene planificadas para este año 3.031 inspecciones a huertos solares, frente a las 542 realizadas en 2009.