Amaia Montero. Cantante

"Sólo busco mi camino, sin demostrar nada"

Tras el éxito de ventas de su primer disco en solitario, anuncia que dedicará el verano a componer el siguiente, si bien antes aún ofrece algunos conciertos como el de este fin de semana en Ponteareas, dentro del programa cultural del Xacobeo 2010

La antigua vocalista de La Oreja de Van Gogh se mantiene como uno de los valores comerciales seguros de la música en España, por encima de la crisis del sector, y alberga proyectos como su desembarco en Italia.

Participa en el programa del Xacobeo, ¿ha hecho el Camino de Santiago?

No, y ya me gustaría... Justo ahora tengo un amigo que lo está haciendo, partiendo de Sevilla. Este año tendré vacaciones por primera vez desde hace mucho tiempo, y la verdad es que lo único que quiero hacer es ir a la playa, tumbarme y no pensar en nada.

Los últimos veranos ha estado siempre de gira, ¿es de las que disfruta del directo o siente los nervios?

No, no, siempre me ha gustado. Es una de las partes más bonitas de mi profesión, ese contacto directo con el público. Soy de las que me gusta dejarme llevar por la emoción del momento. Este año pasado la gira fue intensa, y quedan estos últimos conciertos que son compromisos especiales.

¿Cree, como algunos de sus compañeros, que en los conciertos está el futuro de la música, ante la caída de las ventas de discos?

Para mí son dos cosas distintas. El trabajo de preparar un álbum es importante también por sí mismo. Para mí supone meses de tarea, la composición, las semanas en el estudio... Por supuesto, todo eso quedaría cojo si no puedes llevarlo luego al directo, pero el disco sigue siendo la base.

¿Pesimista u optimista entonces sobre el futuro de la música?

Las ventas están mal respecto a diez años atrás, eso no es ningún secreto, pero llevan así tiempo y se ha seguido adelante. No sé dónde está el futuro, pero desde luego que la música no va a desaparecer.

Hace cuatro años de su primer disco en solitario, ¿se marca algún plazo para el siguiente?

Tengo la suerte de que no trabajo con presión, no tengo ningún plazo que cumplir. Tampoco he desarrollado aún una idea muy clara de lo que voy a hacer, todo va a ser muy espontáneo, como siempre, sin trazos marcados.

¿Dónde está la inspiración, escucha determinada música ahora que está componiendo...?

No, la verdad es que justo cuando trabajo no escucho demasiada música... æscaron;ltimamente, por ejemplo, algo de Fito, que es buen amigo y un gran músico, pero no como inspiración. La verdad es que la mejor inspiración es lo que me pasa cada día, lo que está a mi alrededor.

Al haber sido número uno con su primer trabajo en solitario, ¿siente menos presión?

No, para nada, simpre piensas que la siguiente vez no tiene por qué ir tan bien... La presión me la pongo yo misma, siento como un reto cada nueva tarea. Sólo quiero hacer mi propio camino, no busco demostrar nada. Precisamente por eso dejé el grupo cuando se encontraba en un momento tan alto, porque sentía la necesidad creativa de expresarme por mí misma, de afrontar una nueva etapa aunque fuera difícil.

"La crisis es lo que importa en Euskadi"

Amaia Montero, a la que se en los últimos meses se atribuye un romance con Gonzalo Miró, ha dedicado los últimos meses a preparar una versión de su primer disco en italiano.

¿Cuándo se publicará tu disco en Italia, cómo fue el trabajo para esa versión?

Muy interesante, pasé tres meses en ello, ¡casi aprendo el idioma! Me hicieron unas traducciones que luego supervisé. Es un idioma que siempre me atrajo, así que fue un placer. Lo que no sé es cuándo aparecerá, porque depende de los planes de la discográfica, y no me han confirmado nada aún.

¿Le interesan los temas de actualidad, está viviendo en su entorno la crisis?

Cómo no voy a notar la crisis, trabajando en un sector en el que está golpeando con especial fuerza... Aunque también es verdad que la caída de ventas de discos viene de antes. Claro que en mi entorno hay personas que lo están pasando mal. La verdad es que ni siquiera la psicosis que se vivió meses atrás nos preparó para lo que está ocurriendo.

Respecto a Euskadi, ¿cómo está viviendo el periodo de cambio político, cómo valora la situación?

En general, creo que Euskadi marcha bien. Pero la crisis está afectando también mucho. Sería el momento de dejar de lado otras cuestiones y afrontarla como lo que verdaderamente importa a la gente.