Aprobados el 15 de abril

Iberdrola impugna la junta de ACS porque los resultados "no reflejan su situación"

Iberdrola ha impugnado las cuentas de ACS del ejercicio 2009 aprobadas en la junta general ordinaria de accionistas celebrada en Madrid el pasado día 15 de abril de 2010, indicaron fuentes de la eléctrica.

La impugnación considera que las cuentas de la constructora presidida por Florentino Pérez incluyen "numerosas infracciones de la normativa vigente y no muestran la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados del grupo constructor".

La compañía, representada por Cortés Abogados, ha formulado una demanda de juicio ordinario contra ACS ante los Juzgados de lo Mercantil en Madrid en contra de varios acuerdos aprobados en la junta.

La medida afecta a los acuerdos relativos a la aprobación de las cuentas anuales e informe de gestión correspondientes al ejercicio 2009, a la aplicación de los resultados y a la aprobación de la gestión del consejo de administración durante ese mismo ejercicio.

IBERDROLA 9,77 1,62%
ACS 23,08 -2,70%

Iberdrola, titular de 20.000 acciones que representan el 0,0064% del capital social de ACS, votó en contra de estos puntos del orden del día en la junta de accionistas de la constructora, manifestando su protesta y la reserva expresa de su derecho a impugnarlos judicialmente.

Iberdrola ha decidido llevar a cabo la impugnación de la junta general ordinaria de ACS en defensa de su modelo empresarial y del interés social, entendido como el interés común de todos los accionistas de un grupo independiente. Además, la compañía exigirá siempre que cualquier intento de toma de control se realice mediante el pago de la correspondiente prima a todos sus accionistas.

ACS elude pronunciarse hasta que conozca su contenido

ACS "está a la espera" del contenido de la impugnación de sus cuentas del ejercicio 2009 y "contestará oportunamente" cuando lo conozca en profundidad.

Así lo explicaron hoy a Efe, fuentes de la constructora presidida por Florentino Pérez, que evitaron pronunciarse sobre la demanda de juicio ordinario formulada por Iberdrola.

Según informó la constructora a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ACS obtuvo un beneficio neto de 297 millones de euros en el primer trimestre de 2010, lo que supuso un descenso del 77,3% respecto al mismo periodo del año anterior.

El pasado 26 de marzo, la Junta de Accionistas de Iberdrola negó la entrada de ACS en el Consejo de Administración de la eléctrica, en el que llegó a tener un representante durante hora y media, por considerar que ambas compañías compiten en sectores como las energías renovables y la ingeniería.