La caja será vendida al mejor postor

El FROB inyectará unos 550 millones para normalizar la solvencia de Cajasur

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) inyectará de forma inmediata unos 550 millones de euros en Cajasur para que pueda cumplir los requisitos mínimos de solvencia y según informa El País, será vendida al mejor postor entre otras cajas de ahorros, banca española o extranjera.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) deberá aportar 550 millones de euros para que CajaSur, intervenida por el Banco de España, recupere sus requisitos de solvencia y liquidez, después de que la entidad controlada por la Iglesia Católica rechazara su fusión con Unicaja.

La truncada operación hubiera dado lugar a la sexta Caja de Ahorros por volumen de activos y culminado la fusión "a tres" entre Unicaja, Caja Jaén, y CajaSur, después de que las dos primeras acordaran ya su unión, el pasado 13 de agosto de 2009.

Pero la madrugada del viernes al sábado, y después del rechazo de CajaSur a la fusión con Unicaja, el Banco de España decidió intervenir y sustituir a los responsables de la entidad cordobesa, a su presidente y sacerdote, Santiago Gómez Sierra, y a todos sus consejeros, entre los figuraban otros cinco religiosos.

A principios de año, y con pérdidas cercanas a los 600 millones de euros en 2009, los recursos propios de CajaSur se elevaban a 444 millones de euros, muy distantes de los 967 millones que le exige la ley, y su "ratio" de solvencia se reducía desde el 8 por ciento exigido, al 3,6, mientras que la morosidad rozaba el 8,5 por ciento, casi el doble de la media de cajas.

El Banco de España, en cumplimiento de los plazos previstos, ha nombrado responsables de la entidad cordobesa a tres técnicos experimentados. Se trata de José Antonio Iturriaga, inspector de la entidad emisora entre 1984 y 1989, y ex-presidente del Instituto de Auditores Internos del Banco Zaragozano, junto a Tomás González Peña y Francisco Orenes Bo, profesionales del sector bancario que han ejercido, anteriormente, en puestos directivos del Banco Santander y Banco de Murcia, respectivamente.

Estos tres gestores nombrados por el Banco de España, y de acuerdo con la normativa, tienen un mes de plazo para presentar un plan de viabilidad para CajaSur que deberá definir su fusión con otra entidad o el traspaso total o parcial de su negocio. Según informa hoy El País, ña caja será vendida al mejor postor: cajas de ahorros, banca española o extranjera. En cuanto a la ficha bancaria y la obra social, su futuro dependerá de quién sea el comprador, según fuentes citadas por el diario. "Es la primera intervención del FROB [el fondo de rescate español para entidades financieras], no está claro", añadieron estas fuentes. El Banco de España quiere que el proceso sea lo más rápido posible y con el menor coste. Cajasur podrá seguir operando con normalidad y cumplirá sus obligaciones frente a terceros.

Desde el propio Banco de España y el ministerio de Economía se ha pedido tranquilidad a los clientes que tendrán garantizados sus depósitos, mientras que el Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, justificaba la negativa a la fusión con Unicaja asegurando que la Iglesia "ha estado dispuesta a perderlo todo con tal de salvar los puestos de trabajo de CajaSur".

Otras voces, como la del consejero andaluz de Economía, Antonio Ávila, y representantes de las instituciones públicas en el consejo de CajaSur, han considerado "difíciles de entender" las razones para rechazar la unión con Unicaja y han exigido responsabilidades a los ya exdirectivos de la entidad que votaron 11 a favor de acogerse al FROB y rechazar la fusión, por 8 en contra y una abstención.

Dentro del sector de las Cajas de Ahorros, Unicaja, en línea con lo manifestado por dirigentes del PSOE, se manifestó "abierta" a cualquier solución constructiva para recuperar el proyecto de fusión.

CajaGranada, otra de las entidades que se barajan en el proceso de fusiones de cajas, ha ofrecido su colaboración para paliar los efectos de la intervención, "con absoluta lealtad al sistema financiero andaluz", y CajaMurcia, otra posible alianza con CajaSur ha manifestado que "al igual que otras entidades crediticias, está en conversaciones con otras cajas para posibles alianzas", pero ha subrayado que no mantiene contactos con la caja cordobesa.

Desde la patronal de Cajas, la CECA, se ha recordado que la situación de CajaSur era "especial" y "exclusiva" y que se encontraba en proceso de saneamiento del Fondo de Garantía de Depósitos.

Otras voces, de más sesgo político, como la de Rajoy urgían hoy al Gobierno a reformar el sistema financiero para evitar nuevas intervenciones, o la del presidente del PP de Andalucía, Javier Arenas, que opinaba que los dirigentes del PSOE "se están cargando el sector financiero de Andalucía", y la del presidente de la Diputación de Córdoba, Francisco Pulido, que culpaba a la Iglesia de la intervención de CajaSur.

También han expresado su opinión la patronal bancaria, AEB, que ha renovado su "voto de confianza" al Banco de España por esta decisión y el sindicato mayoritario de CajaSur, Aspromonte, que ha rechazado cualquier culpabilidad en la intervención, entre otros.

La Confederación de Sindicatos Independientes de Cajas de Ahorros ha acusado a Unicaja de no haber tenido "demasiada responsabilidad en el proceso de fusión", mientras que CCOO confía en una absorción por parte de Unicaja.

CajaSur, denominada en un principio Monte de Piedad de Córdoba y Monte de Piedad del Señor Medina en su fundación, en 1864, fue considerada como institución benéfico social de carácter particular y posteriormente acogida a la figura de Caja de Ahorros, fundada por el Cabildo Eclesiástico.

Se trata de la segunda Caja de Ahorros intervenida por el Banco de España, después de que en marzo de 2009, Caja Castilla La Mancha fuera intervenida por sus desequilibrios patrimoniales y más tarde iniciara un proceso de integración en el grupo Cajastur.