Europa quedará algo rezagada

El PIB mundial subirá el 4,2% por el impulso de EE UU y los países emergentes, según BBVA

La economía mundial crecerá el 4,2% este año empujada sobre todo por Estados Unidos y los países emergentes, donde la recuperación es ya un hecho, mientras que Europa quedará algo rezagada, según el informe 'Situación Global' que publica BBVA Research.

El servicio de estudios del segundo banco español recuerda que en Europa las dudas sobre la consolidación fiscal han elevado las primas de riesgo, aunque admite que las incertidumbres se han reducido a corto plazo gracias a las medidas tomadas por la UE y el BCE para avanzar en dicha consolidación.

En cualquier caso advierte de que la sostenibilidad de la recuperación no está garantizada, sobre todo en las economías desarrolladas, donde se van a ir retirando las medidas de impulso que se pusieron en marcha para afrontar la crisis.

BBVA Research considera que la zona del euro sólo crecerá en su conjunto el 0,7% este año, lo que contrasta con la economía estadounidense, que crecerá el 3% este año, mientras que China se aleja mucho más y avanzará a un ritmo del 9,8%.

El informe admite por otra parte que es necesario acelerar el proceso de reestructuración financiera en Europa porque si no se corre el riesgo de comenzar una recuperación económica sin crédito suficiente.

Además cree que también deben despejarse las dudas sobre los cambios en la regulación del sistema financiero, y advierte de que un aumento significativo de los requisitos de capital y liquidez podría limitar la capacidad del sector bancario para conceder crédito en los próximos años.

En el informe, se destaca que las políticas fiscales y monetarias en Estados Unidos y China han sido "particularmente efectivas" para impulsar sus crecimientos, mientras que las economías emergentes se están aprovechando de la mayor fortaleza de su demanda interna.

No ocurre lo mismo en Europa, donde las dudas sobre la consolidación fiscal de los distintos países han generado fuertes incertidumbres.

Los analistas del BBVA creen que la subida de tipos en Estados Unidos será muy gradual, hasta alcanzar el 1% a finales de 2011, aunque tienen sus dudas sobre lo que se hará en Europa.

Apuntan en este sentido que en la Unión Económica y Monetaria, donde la situación financiera es "mucho más frágil" y la mejora de la economía parece "más incierta" y no se esperan presiones inflacionistas la subida de tipos se va a retrasar y se espera, por el momento, una política monetaria relajada.

Además, el estudio recuerda que las economías con elevados niveles de deuda pública y privada son muy vulnerables a las subidas de tipos y a las primas de riesgo elevadas.

Por eso cree que, pese al paquete de actuaciones aprobado en Europa -la creación de un mecanismo de estabilización financiera, los planes para acelerar la reducción del déficit público en algunos países o las medidas excepcionales del Banco Central Europeo- las primas de riesgo elevadas persistirán en la región.

En cuanto a las economías emergentes, el informe cree necesario que endurezcan su política monetaria y eleven los tipos. Recuerda en este sentido que no todas las economías emergentes están avanzando al mismo ritmo, y hay algunas que van más adelantadas, como China, India, Corea, Perú o Brasil, y en las que se están empezando a subir los tipos.

Añade que si en algunas economías emergentes el endurecimiento de la política monetaria, junto con otras medidas, no se implementa a tiempo, se podrían generar crecientes desequilibrios.