Por la propiedad de Vivo

Telefónica y PT abren una guerra por el derecho a convocar junta

Portugal Telecom (PT) ha lanzado un torpedo a la principal estrategia de Telefónica para lograr apoyos a su oferta sobre Vivo. La portuguesa asegura que las leyes impiden que ningún accionista puede convocar junta para votar una venta que ha rechazado el consejo. Telefónica afirma que la ley está de su parte.

Telefónica y PT abren una guerra por el derecho a convocar junta
Telefónica y PT abren una guerra por el derecho a convocar junta

Duelo jurídico entre Portugal Telecom y Telefónica por la convocatoria y la capacidad de decisión de la junta de accionistas en la guerra por la propiedad de la operadora brasileña Vivo.

Telefónica ha centrado su estrategia en conseguir que accionistas que tengan al menos un 5% del capital se pongan de su parte y pidan la convocatoria de junta. Su objetivo es que sean los socios de PT los que decidan sobre su oferta de 5.700 millones para comprar el 29,7% de Vivo que está en manos de la portuguesa, con la esperanza de que apoyen la venta, en contra del rechazo del consejo del pasado lunes.

Pero Portugal Telecom está intentando dinamitar esta posibilidad. El presidente de la junta de accionistas de la operadora lusa, el experto en derecho António Menezes, ha asegurado que las leyes impiden este procedimiento para la venta de activos. "La ley prohíbe que la asamblea general decida sobre la venta de un activo, ya sea una acción o un simple objeto como una silla, a menos que el consejo así lo solicite", aseguró el profesor de derecho, en declaraciones al periódico luso Diário Económico.

TELEFÓNICA 6,27 3,76%

De ser así, Telefónica se quedaría sin su principal arma para vencer la negativa del consejo de Portugal Telecom, porque cambiar la decisión unánime de los consejeros parece complicado.

El departamento jurídico de Telefónica, sin embargo, rechaza la argumentación de PT. A su juicio, no sólo es legal tomar esa decisión en junta, sino que es lo que toda compañía que respete a sus accionistas debe hacer.

Un rechazo a la convocatoria de junta, aseguran fuentes de Telefónica, reforzaría las críticas vertidas el jueves por el director financiero de la operadora española a los gestores de Portugal Telecom por anteponer sus intereses a los de los inversores.

De todas formas, Telefónica está también abriendo otras vías para que el consejo de Portugal Telecom reconsidere su postura. Una de ellas es la posibilidad de que la oposición a la venta de Vivo conlleve una opa sobre la totalidad de la portuguesa. Telefónica aseguró el jueves que ése no es su deseo, pero añadió que financieramente es viable hacerlo. Un informe del banco Santander advertía el viernes a PT de que defenderse de una opa de Telefónica no sería tan fácil como fue con Sonae.

El plan de ajuste luso mete presión, según Barclays

Con una oferta rechazada de 5.700 millones encima de la mesa, son muchos los factores que están haciendo reflexionar a los inversores de PT. Y a la cabeza están las opiniones de los analistas y agencias de calificación, algunos de los cuales parecen haberse conjurado para cuestionar la fortaleza financiera de PT.

Barclays es uno de ellos. En su último informe, el banco de inversión -que también es accionista de PT- asegura que el plan de ajuste portugués puede mermar un 6,5% el flujo de caja libre de la operadora. Esta realidad podría despertar las dudas de los inversores sobre la capacidad de PT de mantener sus dividendos.

El jueves Standard & Poor's había creado también incertidumbres al poner el rating de PT en vigilancia negativa por su incapacidad para rebajar su deuda.

Nombramiento

Luis Abril, secretario general técnico de la presidencia de Telefónica, se ha incorporado al Council of the Americas como miembro permanente del consejo. Abril se convierte en el primer representante de una empresa española en esta organización empresarial internacional, fundada en 1965 por David Rockefeller con el objetivo de impulsar el desarrollo económico y social.