Tras el rechazo a la oferta de Telefónica sobre Vivo

S&P coloca a Portugal Telecom en perspectiva 'negativa' por la incertidumbre sobre su deuda

La agencia de calificación Standard & Poor's ha situado en perspectiva 'negativa' los ratings de Portugal Telecom (PT) 'BBB/A-2', debido a la incertidumbre que general el nivel de desapalancamiento de la operadora lusa.

Esta rebaja se produce tras rechazar la compañía portuguesa la oferta de Telefónica de 5.700 millones de euros por su participación en la operadora móvil brasileña Vivo.

Tras la presentación de las cuentas auditadas de PT, Standard & Poor's ha calculado un ratio deuda/Ebitda de 3,3 veces para 2009, superior a lo estimado por ellos mismos.

Junto al elevado nivel de deuda, la agencia considera otros factores que influyen negativamente en el negocio de la operadora como son las fuertes presiones competitivas y regulatorias en las actividades del grupo, los compromisos de pensiones importantes, la exposición a la volatilidad de las monedas y el control parcial de Vivo.

Además, S&P afirma que mantendrá una reunión en breve con el equipo directivo de la operadora portuguesa para "valorar si reducción de deuda es posible, y, de ser así, en que magnitud y en que momento". Con esta información, calibrará si mantienen las calificaciones de la compañía o las rebaja.

Por otra parte, Moody's y Fitch han mantenido sus recomendaciones sobre Telefónica, 'Baa1/positiva' y 'A-/estable', respectivamente, tras la oferta realizada por Vivo. Ambas agencias respaldan una decisión "que tiene sentido tanto desde un punto de negocio como de estrategia".

El Director General de Finanzas y Desarrollo Corporativo de Telefónica, Santiago Fernández Valbuena, indicó ayer en una una conferencia con analistas que la compañía "está sorprendido" con la decisión de Portugal Telecom de rechazar la oferta de Telefónica y señaló que los accionistas deberían ser "consultados" sobre la misma.