Para reducir su déficit y relanzar la economía

Italia estudia ajustes para pensionistas y funcionarios

Italia estudia llevar a cabo una serie de ajustes en el ámbito de las pensiones y en los salarios de los funcionarios para reducir su déficit y relanzar la economía del país.

æpermil;stas son algunas de las medidas que, según informó hoy la prensa italiana, está preparando el Gobierno y que llegan pocos días después de que el Ministerio de Economía anunciara la necesidad de aplicar un programa correctivo por valor de 25.000 millones de euros con el fin de mantener los objetivos de las finanzas públicas.

La prensa apunta que entre las hipótesis que se plantea el Gobierno está la congelación de los salarios de los funcionarios.

En esta línea, el titular de la cartera para la Simplificación Normativa, Roberto Calderoli, propuso en las últimas horas un recorte del 5 por ciento en los sueldos de los parlamentarios y de los ministros.

Una acción para dar "un buen ejemplo" frente a los "sacrificios" que comportará el nuevo programa económico que aprobará el Ejecutivo "en breve", declaró Calderoli, quien no quiso precisar cuando entrarán en vigor las nuevas normas, aunque los medios apuntan al mes de junio.

"Propondré al Gobierno un recorte de al menos el 5 por ciento para los sueldos de ministros y parlamentarios cuando afrontemos el tema del plan financiero", dijo el titular para la Simplificación Normativa, que precisó "tendremos que afrontar un programa que prevé recortes e instrumentos para relanzar la economía".

De momento, ese es el único dato oficial del que se dispone puesto que el ministro no precisó cuáles serán las acciones que se llevarán a cabo.

Sin embargo, la prensa italiana apunta, además de la congelación de las pensiones, a una intervención especial para permitir un retraso de entre 6 meses y un año en las jubilación de unos 100.000 trabajadores de la empresa privada previstas para junio y diciembre de 2010.

También se contempla la posibilidad de endurecer los controles con respecto a las pensiones de invalidez y se estudia elevar la edad de jubilación de las mujeres en la empresa privada, entre otras medidas.

El pasado 6 de mayo el Ministerio de Economía italiano revisó a la baja su previsión de crecimiento al estimar que el producto interior bruto (PIB) crecerá en 2010 un uno por ciento, un 0,1 por ciento menos que en sus anteriores previsiones.

Confirmó, en cambio las previsiones para el déficit público que se situará en un 5 por ciento del PIB este año, al tiempo que confirmó los objetivos para 2012 de reducirlo a menos del 3 por ciento.

En cuanto a la deuda pública, se prevé un empeoramiento del dato, puesto que ésta aumentará en 2010 hasta un 118,4 por ciento del PIB.