Tras el derrame de crudo en el Golfo de México

Moody's revisa la perspectiva de la deuda de BP de "estable" a "negativa"

La agencia de calificación de riesgo Moody's cambió hoy de "estable" a "negativa" la perspectiva del rating Aa1 de la deuda de la petrolera británica BP y sus filiales como consecuencia de la "considerable incertidumbre" derivada del derrame de crudo en el Golfo de México.

En un informe, la agencia también revisó las perspectivas del rating Aa2 a "negativas" de BP Corporation North America Inc. y BP Finance plc.

Esta decisión refleja, explicó Moody's, la "considerable incertidumbre" asociada a las responsabilidades financieras en las que BP incurrirá debido a la limpieza del vertido de petróleo en el Golfo de México y que amenaza con un desastre ecológico.

Moody's tiene en cuenta en su informe los "esfuerzos" de BP "con el apoyo de las autoridades estadounidenses y en colaboración con algunas de las empresas del sector".

No obstante, señaló que "sigue siendo imposible en estos momentos valorar en los resultados de BA el alcance total de los costes y el impacto en el sector que tendrá este accidente".

Por ello, la agencia explica su revisión a "negativa" de sus perspectivas pese a que la actual posición financiera de BP, reforzada por "fuertes resultados operativos" y la recuperación de los precios del crudo, ayudará a la petrolera a contrarrestar el impacto financiero potencial del accidente.

La empresa petrolera británica British Petroleum (BP) se ha responsabilizado de todas las reclamaciones por daños derivados del vertido de crudo accidental en uno de sus pozos en el Golfo de México, que amenaza con causar una catástrofe medioambiental.