Divisas

El euro cae a mínimos de abril de 2009

Las turbulencias en la renta variable no están dejando indiferentes a las divisas. El euro cede posiciones y se cambia a 1,3128 dólares marcando nuevos mínimos del año. (Consulta la cotización de las principales divisas)

Las turbulencias en la renta variable europea no han dejado indiferentes a las divisas. Las dudas que está generando el plan de ajuste de Grecia entre los inversores han pasado factura al euro. La divisa europea ha retrocedido posiciones y se cambia a 1,3053 dólares, el nivel más bajo desde abril de 2009.

"La incertidumbre en el mercado es grande y también el miedo a que la crisis griega alcance a España y Portugal", afirmó la experta en divisas del banco Helaba, Viola Stork.

Los expertos en divisas creen que la depreciación sufrida hoy por la moneda europea tiene varias explicaciones y un solo denominador común: los temores crecientes de los inversores a la inquebrantable unidad monetaria, temores a que el BCE haya sacrificado su credibilidad e independencia en favor de Atenas y temores a nuevas crisis de solvencia en la eurozona.

EUR x USD 1,0999 -0,191%

El BCE anunció el viernes que suspenderá temporalmente la aplicación del umbral de la calificación mínima de las garantías a los créditos para los instrumentos de deuda emitidos o garantizados por el gobierno griego. El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet afirmó en enero que no cambiaría sus normas sobre la calidad de los bonos que respaldan sus préstamos (colateral) para favorecer a un país en cuestión.

Los analistas en Fráncfort interpretan en este cambio de actitud un síntoma de debilidad del eurosistema e incluso el prólogo de una nueva rebaja de la calificación crediticia de Grecia, cuyos bonos están ya en el nivel "basura" de la agencia Standard & Poor's.

"Esta decisión del BCE indica que sus expertos prevén que la calificación de Grecia se deteriore más", dijeron analistas de Commerzbank en Fráncfort en una nota a sus clientes.

El consejo de gobierno del BCE celebrará su próxima sesión, este jueves, en Lisboa y los mercados esperan ya con ansiedad los comentarios sobre Grecia que Trichet estará obligado a hacer. Los expertos vaticinaron tras la decisión el lunes del BCE que el euro se depreciaría en los mercados, lo que ha sucedido hoy, y que esa tendencia bajista se mantendrá las próximas semanas.

La posibilidad de una pérdida de credibilidad no es el único factor que podría hacer caer al euro. Las dudas que todavía suscitan la implementación del paquete de ayudas a Grecia no se han disipado con el acuerdo político alcanzado en el seno de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional. "El paquete está cerrado al nivel político pero todavía no está en pie legalmente", recordó un operador en Fráncfort.

Los rumores sobre una eventual nueva rebaja de la calificación de otros países euro del sur de Europa como España o Portugal no hicieron igualmente mella en el euro. Moody's y Fitch mantienen la máxima calificación crediticia a España como país, que es además la misma que conceden a Alemania, pero los analistas españoles prevén que Moody's y Fitch se sumen próximamente a Standard & Poor's (S&P) y rebajen la nota de la solvencia de España para hacer frente al pago de su deuda.

Mientras, el comisario europeo de Mercado Interior, Michel Barnier, anunció hoy su intención de estudiar el papel de las agencias de calificación de riesgo en la crisis griega y aseguró que se debe exigir la mayor transparencia a esas empresas dado el impacto sobre las finanzas públicas que tienen sus decisiones.

"Es legítimo que las agencias evalúen detenidamente la situación de los estados, pero las decisiones que toman tienen un impacto considerable y por ello tenemos derecho a esperar que se haga una evaluación sobre bases perfectamente transparentes", dijo Barnier en una comparecencia ante el Parlamento Europeo (PE).