Tienen un déficit de 826 millones desde 2005

La compraventa de jugadores, la ruina para los grandes del fútbol

El Real Madrid es el club que más dinero ha perdido comprando y vendiendo jugadores en este periodo, hasta 233,1 millones.
El Real Madrid es el club que más dinero ha perdido comprando y vendiendo jugadores en este periodo, hasta 233,1 millones.

La compraventa de jugadores no resulta una actividad precisamente transparente. Y tampoco supone un buen negocio para los grandes equipos europeos. Entre 2005 y 2009 los clubes de las grandes ligas europeas registraron un déficit de casi 2.000 millones de euros en los traspasos de jugadores, víctimas de la burbuja que han formado la especulación y los intermediarios. Es más, en ese periodo, ninguno de los diez grandes equipos europeos ha logrado cerrar un resultado positivo, según el informe El mercado de los futbolistas, recursos y circuitos en la economía global, editado por el Centro Internacional de Estudios del Deporte (CIES) un organismo independiente radicado en la ciudad suiza de Neuchatel. En este periodo, la élite, con el Real Madrid a la cabeza, han sufrido unas pérdidas de 826 millones por este concepto. Las superpotencias del balón compran caro y venden muy barato.

Los clubes de las cinco mejores ligas (Inglaterra, Italia, España, Francia y Alemania) se gastaron en conjunto 6.700 millones en dotar a sus plantillas de los mejores jugadores desde 2005. Un coste que, en muchas ocasiones, no se ha saldado con los resultados esperados en las competiciones en las que se participan. La Premier League inglesa fue la más inversora, con el 37% del total.

El Madrid, a la cabeza

El Real Madrid es el club que más dinero ha perdido comprando y vendiendo jugadores en este periodo, hasta 233,1 millones. Y eso, a pesar de que estas cifras no tienen en cuenta la fuerte inversión en fichajes llevada a cabo el verano pasado, con contrataciones como las de Cristiano Ronaldo, Kaká, Benzema y Xabi Alonso, entre otros. Su política de fichajes explica este déficit, dado que la entidad tiene por norma preponderar la contratación de cracks mediáticos antes que deportistas de perfil menor como vía para incrementar su facturación. Es más, el club blanco confía mucho más en los futbolistas extranjeros que en los españoles, un 65% de sus jugadores no son nacionales, según un estudio reciente elaborado por el Observatorio de Futbolistas Profesionales (PFPO). Apenas el 30,4% de sus jugadores jugó en el club al menos durante tres años entre los 15 y los 21 años.

En el otro lado se encuentra el Arsenal. De los grandes del continente, el londinense es el que menos pierde comprando y vendiendo, ya que prepondera los fichajes de jugadores jóvenes y no invierte en estrellas. Aun así, tampoco logró superávit y presenta un déficit de 12 millones entre 2005 y 2008.

Esta desproporcionada inversión en fichajes es una de las principales causas de la mala salud financiera del fútbol europeo. Esta situación preocupa al presidente de la UEFA, Michel Platini, quien amenaza con no dejar participar en las competiciones europeas a las entidades con un resultado operativo negativo. Razón no le falta. En 2008, los principales clubes europeos registraron un resultado de explotación negativo de 184 millones, frente a los números rojos operativos de 137 millones del año anterior, según los datos del profesor la Facultad de Economía de la Universidad de Barcelona, José María Gay de Liébana.

Los hay, eso sí, que logran mantenerse en beneficios (Real Madrid, Manchester United, Barça, Arsenal y AS Roma). Sin embargo, aun en estos casos, las ganancias son tan exiguas que no permite afrontar los resultados financieros (que provienen del pago de los intereses de la deuda), lo que conduce a una situación de solvencia considerablemente justa. Así, el pasivo no exigible de la élite futbolística europea suma 674,4 millones, una cifra insuficiente para hacer frente a la deuda a largo plazo, (1.834 millones) y la deuda a corto (compromisos de pago en el plazo máximo de un año), que suma 2.530 millones.

El coste laboral, otro problema en Europa

Los clubes de fútbol no sólo tienen que hacer frente a cuantiosas inversiones si quieren contar con los mejores jugadores (o, al menos, con los más conocidos). También han de sufrir los efectos de unos altísimos costes laborales, los que se obtienen de sumar los gastos de personal y la amortización de los jugadores.

Esta partida, de media supone el 74% de los ingresos totales de los mayores equipos, según el informe Las finanzas del top 10+1 del fútbol europeo. Es decir, de cada 100 euros que ingresan, apenas disponen de 26 para atender todos los restantes compromisos de pago. Del total del coste laboral efectivo en Europa (2.077 millones), 1.648 millones correspondieron a los gastos de personal.

Hace un año, la proporción estaba en el 72%, por lo que se observa una tendencia al alza. Los expertos y la propia UEFA, en cualquier caso, suele recomendar que esta ratio no supere el 60%.

Chelsea e Inter de Milán pagan más por sus jugadores de lo que ingresan, una estructura de costes difícilmente sostenible, ya esta proporción es del 115% y 106%, respectivamente. El AC Milan, por su parte, presenta un 91%.

FC Barcelona y Real Madrid presentan una proporción del 69% y 64%, respectivamente, con el Bayern de Múnich y el Arsenal como alumnos aventajados (53% y 55%).