Impacto fiscal de la crisis inmobiliaria

Madrid conservará la deducción autonómica por compra de casa

El beneficio fiscal desaparecerá en 2011 para las rentas medias

El Ejecutivo de la Comunidad de Madrid es el único que ya ha anunciado que mantendrá la deducción por compra de vivienda en el tramo autonómico del IRPF. El Ejecutivo central eliminará para las rentas medias este beneficio fiscal en 2011. Así, los contribuyentes con bases imponibles superiores a 24.107,2 euros que se compren una casa en 2011 ya no podrán beneficiarse de la deducción por adquisición de vivienda. Sin embargo, el nuevo modelo de financiación autonómica aprobado a finales de 2009 elevó la capacidad normativa de las comunidades hasta el 50% del IRPF. Por tanto, los Gobiernos regionales pueden incrementar las deducciones en el tramo autonómico del impuesto. Sólo Madrid se ha comprometido a mantener esta ventaja fiscal.

Actualmente, la deducción por vivienda asciende al 15% de las cantidades pagadas en un año con un máximo de 9.015 euros. Los madrileños con rentas superiores a 24.107 euros que compren una vivienda a partir de 2011 tendrán derecho a la mitad de la deducción, el 7,5%, cuyo coste recaerá sobre la hacienda madrileña.

Por el momento, ninguna otra comunidad ha expresado la voluntad de mantener el status quo de la deducción en el tramo autonómico. Será en los Presupuestos de 2011 cuando las regiones deberán posicionarse. Castilla y León está valorando seguir la misma senda que Madrid, aunque recuerda que en su territorio ya existen deducciones adicionales para los jóvenes.

La mayor parte de Ejecutivos aún no sabe si mantendrá la rebaja tributaria

Si las regiones optan por no legislar sobre la deducción, se aplicarán los cambios propuestos por el Gobierno central sobre el 100% del impuesto. La modificación contempla mantener el beneficio fiscal para las bases imponibles inferiores a 17.707 euros y reducirla progresivamente para las rentas que se encuentren entre los 17.707 y los 24.107 euros.

El Ministerio de Economía defiende que la deducción actual contribuyó a hinchar la burbuja inmobiliaria y consideran excesivo que no se limiten las ayudas por tramos de renta. Hasta 2011, un mileurista y un alto directivo seguirán gozando de la misma deducción.

Hacienda apunta que el 63% de los contribuyentes que se desgravan por vivienda declaran rentas por debajo de 24.000 euros. El resto se sitúa por encima del umbral.

Aun así, la medida no se aplicará con carácter retroactivo y aquellos contribuyentes que están pagando una cuota hipotecaria o que se compren una casa antes de 2011 tendrán derecho a la deducción hasta que cancelen el préstamo.

27.000 euros en juego

A día de hoy, un contribuyente con una renta por encima de 24.107 euros y una hipoteca a 25 años por la que paga 602 euros al mes se deduce 1.084 euros cada año. Así, el ahorro acumulado hasta cancelar la hipoteca asciende a 27.000 euros.

Esa es la diferencia entre comprar una casa antes de que acabe el año o hacerlo a partir de enero. Aunque los contribuyentes madrileños seguirán accediendo a la mitad de la deducción. Así, el beneficio fiscal, bajo el mismo supuesto, sumará 13.500 euros.

Por otro lado, el Gobierno ha optado por elevar la deducción por alquiler, que se equiparará a la compra de vivienda a partir de 2011. Actualmente, las rentas inferiores a 12.000 euros pueden deducirse el 10% de los pagos por alquiler, pero si su renta supera los 24.000 euros, no tienen ningún beneficio fiscal. El próximo año, a efectos tributarios, no habrá diferencias entre abonar un alquiler o pagar una hipoteca.