Admitió que "sigue siendo pesimista"

Salgado destaca que las previsiones del FMI se acercan a las del Gobierno

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, se felicitó hoy por el hecho de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) haya mejorado sus previsiones para España y haya hecho unos cálculos sobre la evolución económica del país en 2010 que "se acercan mucho" a los del Gobierno.

En declaraciones a Efe, Salgado valoró esta mejora e incluso expresó su confianza en que los cálculos del Fondo lleguen a converger con los del Ejecutivo.

El FMI ha hecho públicas hoy sus últimas previsiones para España, según las cuales el PIB del país se contraerá un 0,4% este año. Las previsiones para este ejercicio son dos décimas superiores a las publicadas en enero, mientras que se ha mantenido sin cambios la proyección para el 2011, cuando el FMI calcula un crecimiento del 0,9%.

El Gobierno español espera que el PIB se contraiga un 0,3% este año y aumente un 1,8% en 2011 y un 2,9% en el año 2012.

Mejora de la situación

En sus declaraciones a Efe, Elena Salgado consideró que el Fondo ha tenido en cuenta en sus previsiones algunos datos que muestran una mejora de la situación económica, como los de las exportaciones, y también cree que ha reconocido el hecho de que el Gobierno acertó en su previsión para 2009, cuando la economía retrocedió un 3,6%.

Además, aunque admitió que el FMI sigue siendo "un poco más pesimista" que el Ejecutivo, subrayó que todas las revisiones que ha hecho este organismo han sido al alza.

Lo mismo ocurre, señaló la ministra de Economía y Hacienda, con los cálculos sobre la evolución del desempleo. El FMI cree que la tasa de paro será en el conjunto de este año del 19,4%, una previsión que, como recordó la vicepresidenta, mejora a la que hizo en septiembre pasado (un 20,2%), aunque sea aún algo peor que la del Gobierno, que es del 19%. Para el año que viene el FMI cree que la tasa de desempleo será del 18,7%, tres décimas por encima de lo que calcula el Ejecutivo.

Salgado hizo estas declaraciones poco antes de partir hacia Washington, donde participará en las Asambleas de primavera del FMI y del Banco Mundial.

La ministra expresó su confianza en que estas reuniones sirvan para seguir avanzando en políticas económicas coordinadas para afrontar la situación económica y avanzar en la recuperación.