Un grupo de expertos evaluará el impacto económico

Ningún país ha notificado ayudas para las aerolíneas, según Bruselas

La Comisión Europea (CE) confirmó hoy que ningún país ha notificado de momento ayudas a las aerolíneas afectadas por la crisis de la nube de ceniza volcánica. "No ha habido solicitudes de ayuda", indicó en rueda de prensa el portavoz comunitario Jonathan Todd.

El Ejecutivo comunitario anunció ayer que está dispuesto a habilitar unas medidas similares a las aprobadas tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 con el objetivo de permitir a los Estados miembros que concedan ayudas, pero recalcó que son los países lo que tienen que dar el paso y presentar sus solicitudes ante la CE.

El comisario europeo de Transporte, Siim Kallas, mantuvo ayer una reunión con las compañías aéreas en la que éstas le indicaron que todavía no pueden calcular con precisión las pérdidas que ha supuesto la interrupción del tráfico aéreo por la nube de ceniza, según su portavoz, Helen Kearns. "El diálogo con las aerolíneas y otros sectores afectados continuará", agregó Kearns.

Sin embargo, el Consejo Europeo de Aeropuertos (ACI) y la Asociación de Aerolíneas Europeas (AEA) difundieron anoche un comunicado conjunto en el que reclamaron apoyo europeo para hacer frente a las pérdidas. "La situación ahora requiere una evaluación completa del impacto financiero para la industria de la aviación y una respuesta de apoyo adecuada a escala europea", afirmaron.

Grupo de evaluación

La CE ha creado un grupo de expertos para evaluar el impacto económico causado por las cenizas volcánicas en el espacio aéreo, del que forman parte los comisarios de Competencia, Joaquín Almunia; Transportes, Siim Kallas; y Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn.

La Comisión aclaró ayer que los países que quieran conceder ayudas acogiéndose a este nuevo marco tendrán que demostrar la necesidad y la proporcionalidad de las mismas.

Aunque aún no se dispone de cifras definitivas, se calcula que el bloqueo en el tráfico aéreo ha generado pérdidas de más de 1.100 millones de euros a la industria turística europea y que en términos globales el impacto económico ha superado ya al que se registró tras los atentados terroristas del 11-S.

Salgado pide esperar a que se normalice el tráfico aéreo

Por su parte, la ministra de Economía, Elena Salgado, dijo hoy que hay que esperar a que se normalice la situación del tráfico aéreo antes de hablar de posibles ayudas a las compañías aéreas, "al igual que lo van a hacer todos los países europeos".

Salgado destacó en unas declaraciones a la Cadena Ser que lo más importante ahora es que los viajeros puedan llegar a sus destinos y se vuelva a recuperarla normalidad; solo después, agregó, "haremos el cálculo de los costes con una perspectiva global".

La titular de Economía subrayó que España ha sufrido menos que Centroeuropa las consecuencias en el tráfico aéreo a causa de la nube de ceniza procedente del volcán islandés en erupción.

También destacó que se trata de una circunstancia en la que nadie pensaba y que se hará frente con comprensión hacia los viajeros y reconocimiento de la globalidad de la economía, en un mundo "cada vez más interconectado", lo que consideró una buena señal para el futuro.