17.000 vuelos han sido cancelados

Media Europa está cerrada al tráfico aéreo por la ceniza del volcán islandés

La mayor parte del espacio aéreo del norte y centro de Europa permanece hoy cerrado por la ceniza lanzada por la erupción del volcán Eyjafjälla (Islandia) que ha obligado el cierre de numerosos aeropuertos en Europa.

La Agencia Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea (Eurocontrol) ha señalado hoy que unos 17.000 vuelos han sido cancelados de los alrededor de 29.500 que tenían previsto despegar o aterrizar hoy en aeropuertos europeos.

Según Eurocontrol, Irlanda, Dinamarca, Finlandia, Bélgica, Holanda y la República Checa mantienen ahora mismo sus espacios aéreos absolutamente cerrados y la práctica totalidad de los cielos del Reino Unido permanecen bloqueados al tráfico, mientras que en Suecia, Noruega, Alemania, Francia y Polonia están clausurados de forma parcial.

Las restricciones de vuelos e, incluso, el cierre de espacios aéreos se han decidido por el peligro que las cenizas volcánicas pueden suponer para los motores de los aviones, ya que la entrada de este tipo de elemento puede causar el paro de las turbinas, con el riesgo que conlleva para el vuelo.

En el Reino Unido, las restricciones seguirán hasta al menos las 06.00 GMT de mañana. También Francia ha prolongado el cierre de veinte aeropuertos hasta las 06.00 GMT de mañana y mantiene provisionalmente la hora de apertura de las terminales parisienses para las 18.00 GMT de hoy.

Asimismo, Suiza -adonde se espera que la nube de cenizas llegue esta medianoche- ha clausurado su espacio aéreo, que no se abrirá, al menos, hasta las 09.00 hora local del sábado (08.00 GMT).

Finlandia ha decidido ampliar el cierre total de su espacio aéreo hasta el próximo domingo a las 15.00 hora local (12.00 GMT), pues se espera una segunda oleada de cenizas sobre Escandinavia durante el fin de semana.

En Europa Central y del Este, donde se aguarda la llegada en breve de la nube de cenizas, Austria y Hungría han clausurado su espacio aéreo, mientras que Eslovaquia ha hecho lo propio, pero ampliando esta medida un día más, hasta el domingo.

Rumanía cerrará desde esta madrugada parcialmente su espacio aéreo, en concreto en el norte y el noroeste, mientras que la República Checa ya lo ha hecho, lo que ha impedido regresar a su país al presidente de Portugal, Anibal Cavaco Silva, de visita en Praga.

El coste económico de este caos en que se encuentra sumido el transporte aéreo europeo ha sido valorado por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) en aproximadamente 148 millones de euros diarios (unos 200 millones de dólares).

Las aerolíneas se resienten en Bolsa

Las principales aerolíneas europeas se desplomaron hoy en bolsa, con pérdidas superiores al 3%, debido a los efectos de la nube de ceniza volcánica procedente de Islandia, que obligó a cancelar más de 16.000 vuelos en toda Europa.

Los títulos de Iberia cerraron con una caída del 3,4%, hasta los 2,57 euros por acción, más que duplicando el retroceso que experimentaba a media sesión. Tampoco Vueling logró escapar a los recortes, y al término de la jornada se dejó un 1,8% en el mercado continuo, hasta los 12,35 euros por acción.

A nivel europeo, Lufthansa se vio arrastrada por el efecto de la nube volcánica y perdió un 4,1%, convirtiéndose en el segundo valor con mayor caída del mercado alemán. Por su parte, tanto Air France como British Airways sufrieron pérdidas del 3,1% en la cotización de sus títulos.