Critica la "insostenibilidad" de las cuentas públicas españolas

Aznar advierte que otros países europeos pueden seguir el mismo camino de Grecia

El ex presidente del Gobierno y presidente de FAES, José María Aznar, advirtió hoy de que otros países europeos pueden seguir el camino de Grecia y afirmó en este sentido que "el precedente griego corre el riesgo de no ser el último caso de crisis aguda en la Europa del euro".

"Una cosa es que los países sean distintos, pero las cuentas públicas pueden ser igual de insostenibles", subrayó el ex presidente del Ejecutivo durante su intervención en el foro 'Pensando en la economía', organizado por FAES y el centro de estudios europeos CES.

Mirando hacia España, Aznar tachó de "irresponsable" la política de gasto del Gobierno español que le ha llevado, según dijo, a la "insostenibilidad" de las cuentas públicas y a tener que recurrir a subidas de impuestos "equivocadas y plenamente desaconsejables en medio de una recesión".

Según dijo, el Gobierno ha entendido erróneamente que la solución de la crisis pasa por "cheques por doquier en forma de subvención pública y disparar el gasto público y la deuda pública", en lugar de afrontar "un camino menos cómodo para un gobernante", el de las reformas estructurales.

Para cerrar este capítulo, Aznar consideró "importante y urgente", además de haber aprobado el paquete de ayuda financiera a Grecia, restaurar las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento originario, "más exigente y sensato que el actual".

El cambio de modelo productivo lleva tiempo

Por otro lado, el ex presidente del Gobierno criticó la política económica del Gobierno en busca de un cambio de modelo económico y le pidió políticas "coherentes", al tiempo que le recordó que dicho cambio no se puede lograr "de un día para otro, como quien cambia de camisa".

En su opinión, la primera ocupación de los gobierno debe ser "tener la casa en orden", a lo que añadió que en España "sobran ocurrencias y falta poner orden en la casa".

Por otra parte, el ex presidente del Gobierno afirmó que la recuperación económica europea no se producirá sin un sistema financiero saneado. "La reforma financiera es urgente", aseguró.

En este punto, Aznar demandó también un suministro energético "seguro, económico, eficiente, limpio y sostenible" y defendió el uso de la energía nuclear. "Porque la energía nuclear no es la solución, pero no hay solución sin energía nuclear", afirmó para añadir que esta fuente energética es "limpia, segura, económica y garantiza el suministro estable".

"Hoy, cuando hasta los ecologistas más sensatos se postulan abiertamente a favor de la energía nuclear, no se pueden cerrar centrales nucleares seguras sólo por caprichos ideológicos de gobiernos electoralistas", apostilló.