Juan Antonio Zufiria. Presidente de IBM España

"Las TIC no van a crecer todavía en España en 2010"

Tras un año al frente de IBM, el directivo señala que el negocio en España ha evolucionado en línea con la corporación. Niega que haya habido un deterioro significativo en los pagos por parte de los clientes y, pese al rebote global, cree que las TIC no crecerán en España en 2010

"Las TIC no van a crecer todavía en España en 2010"
"Las TIC no van a crecer todavía en España en 2010"

Juan Antonio Zufiria afirma que 2009 ha sido el año "más disruptivo" y más interesante que ha vivido en IBM. El ejecutivo señala que nunca se habían encontrado con una situación de mercado en la que los patrones de comportamiento de las organizaciones hayan cambiado tanto y se hubieran visto tan afectados por un entorno de crisis. "Esto ha hecho que tengamos que ser más creativos con nuestros clientes", señala.

¿Qué balance hace de un año tan complicado como 2009?

"Grecia está paralizada. Es incapaz de tomar una decisión. Las dudas impiden decidir a las empresas"

Creo que la estrategia que marcó IBM hace cinco años de dirigirse a negocios de valor y haberse estructurado como una compañía globalmente integrada le han permitido comportarse bastante bien en la crisis. Aunque los ingresos bajaron un 5%, el beneficio subió un 9% y eso significa que el margen está aumentando. De hecho, el margen bruto ha subido en 9,3 puntos en los últimos siete años. Además, hemos cumplido antes de tiempo nuestro objetivo de aumento del beneficio por acción, hemos destinado el 6,2% de la facturación a I+D y se han destinado 1.200 millones a seis nuevas adquisiciones.

¿Cómo ha ido IBM España con respecto a la matriz?

España ha estado en línea con la corporación. El motivo es que el comportamiento de nuestras unidades operativas se parece cada día más al comportamiento de la corporación. Y eso es porque los clientes y los negocios se están globalizando más. Aquí trabajamos para clientes internacionales con operaciones en España y en otros países se trabaja para multinacionales españolas.

Pero ¿de qué manera se ha contribuido a mantener esa tendencia?

Es cierto que la pyme se ha visto muy afectada por la crisis. Aunque, en las grandes corporaciones el impacto ha sido menor porque tienen muy diversificado su portfolio. Tienen gran presencia fuera de España, lo que hace que su comportamiento esté más en línea con la economía mundial que con la española. IBM contribuyó a suavizar el impacto en las pymes al habilitar en 2009 un total de 1.500 millones de euros para ayudar financieramente a estas empresas. Han podido acceder a proyectos que de otra manera no habrían podido acometer.

Por sectores, ¿cuáles han sido los mejores y cuáles los peores?

El sector público ha sido motor en 2009 gracias a los planes de estímulo aplicados en España y en todo el mundo. El sector financiero se ha comportado bien a pesar de las dificultades. Las áreas que más han sufrido han sido los sectores de distribución e industrial.

Se habla mucho de los problemas de los clientes en los pagos, ¿ha costado mucho que paguen?

No. Realmente no hemos visto deterioro significativo en los pagos en España. Lo que ha habido ha sido marginal, al contrario que en otras crisis, que enseguida había impagos. Los mecanismos de financiación facilitados y las formas de estructurar los pagos han ayudado a los clientes.

¿Tiene previsto IBM abrir algún nuevo centro en España?

Ahora no tenemos ninguna previsión específica pero también le digo que el 1 de enero de 2009 no sabíamos nada del centro de Orense y el 14 de enero lo abrimos. El ciclo de decisión es corto. Ante la cuestión de si vemos un sostenimiento en el empleo, seguro. Lo vemos en nuestra dinámica de negocio.

En términos globales, se está hablando de un rebote del gasto TIC.

A nivel mundial sí, hay un rebote. El sector se está recuperando y vemos muy fuertes los países emergentes como China, India, Brasil y Rusia. Quizá a Europa la vemos más atrás, y España un poquitín más atrás de la media europea. Las TIC van a crecer allí, pero creo que en España las TIC no van a crecer todavía este año.

Usted es responsable de IBM en Grecia, ¿cómo ve al país?

Grecia está paralizada. Es incapaz de tomar una decisión. Hay tanta incertidumbre política y económica que las organizaciones no pueden decidir. España va por detrás de Europa, pero no vemos igual a España que Grecia. En nuestro negocio, desde luego que no.

En el sector TIC ha habido un cierto desencanto con el proyecto de la ley de economía sostenible...

Cuando se ha hablado con el Gobierno, éste se ha mostrado sensible con lo que dice la industria, pero cuando lo hemos visto por escrito, vemos que las ideas se han diluido. La importancia que se ha dado a los sistemas de información en esta ley no está a la altura del valor real que tienen. Esa es la frustración que tiene nuestro sector.

"Estamos ayudando a las cajas en los procesos de fusión"

¿Hacia dónde va IBM en 2010?

En 2009, el planteamiento de las empresas fue apretarse el cinturón. Ahora se están dando cuenta de que no es suficiente para sobrevivir y están empezando a pensar en los clientes y en cómo volver a crecer. Aquí llega nuestra propuesta de valor. No se trata de gastar más sino de transformarse. El dinero hay que ponerlo en áreas que reporten eficiencia. Nosotros mantenemos el concepto de smarter planet con el que se contesta a las empresas la cuestión sobre qué hacer con el dinero. Pienso que su gran reto es saber entender los datos, transformarlos en información y facilitar la toma de decisiones. Si sabes tomar las mejores decisiones estás construyendo un mundo más eficiente y sostenible. Aquí hemos apostado fuerte y a esta línea la hemos llamado Business Analytics and Optimization. Hemos constituido una organización en todo el mundo con 4.000 consultores, de los que 300 están en España.

IBM ha incidido mucho en la cuestión de la inteligencia de las redes de energía. ¿Seguirá avanzando el smart grid? ¿Veremos algún gran contrato en España?

Las TIC sólo suponemos el 2% del consumo energético mundial, pero somos capaces de influir en un 15% del consumo global gracias a sistemas inteligentes de gestión del tráfico o de las redes eléctricas. En España, las eléctricas se están moviendo en esa dirección. No sabría decir si en este momento alguna de las eléctricas españolas va a dar un salto muy grande en este momento. Pero creo que sí, soy optimista. Las utilities españolas son avanzadas y ambiciosas.

En relación a la banca, ¿qué va a enseñar IBM?

Estamos trabajando con la banca en nuevos proyectos para el análisis del cliente y de mejora de la gestión del riesgo. Además, estamos trabajando con las entidades financieras en el proceso de consolidación que vive el sector. Estamos siendo muy activos en ayudarles a integrar los sistemas y a tomar decisiones. Estamos hablando con casi todas las cajas, y viendo las implicaciones de si se unen unas con otras, ver qué aplicaciones y qué sistemas son los más óptimos.