Carta de Tim Geithner

EE UU insiste en que la ley europea sobre fondos de alto riesgo no sea discriminatoria

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Tim Geithner, ha enviado una segunda carta a la Presidencia española de turno de la UE para insistir en que la regulación sobre fondos de inversión especulativos, que está previsto aprobar antes de junio, no debe ser discriminatoria.

En la misiva -dirigida a la vicepresidenta segunda del Gobierno español, Elena Salgado, y a los ministros de Finanzas de Reino Unido, Alemania y Francia, Geithner estima que la directiva en su forma actual entraña intenciones proteccionistas.

En concreto, considera que "discrimina a terceros países", ya que sólo autoriza a gestores no europeos a comercializar en la Unión fondos domiciliados en países no miembros de la UE si proporcionan suficiente información a los inversores y autoridades competentes europeas y si existen acuerdos de cooperación adecuados entre las autoridades de uno y otro lado.

"Espero que esta medida sea revisada para conceder a los fondos, gestores y depositarios globales no comunitarios el mismo acceso que sus homólogos de la UE y promover un mercado único", afirma Geithner en la carta fechada el lunes, pero que no trascendió hasta hoy.

EE UU reconoce estar satisfecho con que la UE optase el pasado 16 de marzo por aplazar la decisión sobre la nueva regulación, lo que, según la Presidencia de turno española, se debió a un deseo de reunir el mayor grado de acuerdo posible sobre esta directiva clave para el sector financiero.

"Mientras consideran cómo diseñar este importante conjunto de reformas, espero que no pierdan de vista nuestro compromiso común de crear una reforma legislativa que no discrimine a las compañías extranjeras y mantenga las condiciones de competencia equitativa", añade Geithner.

El secretario del Tesoro recuerda, por otro lado, que EE UU está poniendo en marcha sus compromisos del G-20 para reforzar y supervisar los fondos de inversión libre (hedge funds).

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha propuesto legislación para exigir a los asesores de este tipo de fondos que se inscriban en un registro cuando los activos que gestionen excedan cierto umbral.

Estos asesores tendrán que facilitar suficiente información para evaluar si alguno de los fondos que manejan representa una amenaza para la estabilidad financiera global, para lo que se evaluarán aspectos como el total de activos gestionados y la exposición al riesgo de crédito, entre otros.

Además, las compañías consideradas "de importancia sistémica" serán sometidas a "supervisión reforzada y estándares de cautelares", así como a "normas más estrictas de liquidez" y de capacidad de endeudamiento.

Geithner recalca que la normativa estadounidense tratará a todos los asesores y fondos que operan en EE UU por igual "sin tener en cuenta su origen".