Campaña promocional

Fiat extiende el Plan 2000E a clientes que den sus coches usados

La firma automovilística italiana Fiat ha lanzado una campaña promocional por la que extiende el Plan 2000E a los clientes que compren un coche nuevo y entreguen otro usado, independientemente de la antigüedad de este último, informó ayer la compañía.

La marca, que garantiza además la aplicación de la ayuda gubernamental asociada al Plan 2000E, elimina de esta forma el requisito del programa, que exige que el coche entregado para el achatarramiento tenga una antigüedad de al menos diez años.

Precios de salida

De esta forma, los precios de salida de los principales modelos de Fiat se sitúan en 5.990 euros para el Panda, en 6.990 euros para el Punto y en 9.990 euros para el Bravo. Por otro lado, Fiat ofrecerá a sus clientes créditos sin interés por un importe de hasta 10.000 euros y con plazo de 48 meses. Esta oferta de financiación se suma al TAE reducido que la compañía italiana aplica para préstamos con una duración de entre 60 meses a 84 meses.

Más del 90% de los automóviles que Fiat comercializa en el mercado español reúnen los requisitos para acceder al Plan 2000E. Así, toda la gama Bravo, Punto Evo o 500 cuenta con emisiones inferiores a los 140 gramos por kilómetro.

El grupo italiano espera volver a obtener beneficios en 2010, con un resultado positivo de entre 200 y 300 millones de euros. En 2009, Fiat regresó a los números rojos por los gastos extraordinarios y, claro está, por la reducción del volumen de ventas.