Un contratista admite haber sido pagado por la petrolera

Denuncian que Chevron pagó por los vídeos en los que se acusa de fraude a Ecuador

Los demandantes del caso que se sigue en Ecuador contra Chevron por daños medioambientales presentaron hoy unas cintas en las que un contratista ecuatoriano admite haber sido pagado por la petrolera para presentar pruebas sobre un supuesto soborno a las autoridades ecuatorianas.

En una serie de conversaciones grabadas, Diego Borja, que fue contratista para Chevron, amenaza con revelar evidencias de daños "cocinadas" por la compañía a menos que reciba el dinero suficiente por los vídeos difundidos el pasado junio, que aparentemente muestran un intento de soborno a las autoridades ecuatorianas.

"En esto todo vale", dice Borja en una de las cintas, según indican los demandantes, que han contratado al abogado Grant W. Fine para investigar el caso.

Los demandantes han obtenido seis horas de conversaciones y 25 páginas de charlas por internet entre el empresario ecuatoriano Diego Borja y Santiago Escobar, un amigo desde hace quince años que realizó las grabaciones tras las primeras revelaciones del contratista.

CHEVRON CORPORATION 115,35 -1,74%

Texaco, afronta una demanda de 27.000 millones de dólares por los daños ambientales que supuestamente causó la petrolera en la Amazonía ecuatoriana y sus pobladores mientras operó en esa zona entre 1972 y 1992.

La compañía sostiene que no son responsables de estos daños ya que antes de abandonar el país invirtieron 40 millones de dólares para limpiar las piscinas de petróleo en la zona en la que operó Texaco y obtuvo la certificación del Gobierno ecuatoriano.