Celebrará una junta de accionistas el 20 de abril

Colonial pone en marcha dos ampliaciones por 3.800 millones y crea la filial Colren para suelo

Inmobiliaria Colonial celebrará una junta de accionistas el 20 de abril para aprobar dos ampliaciones de capital por un importe de casi 3.800 millones, informó la compañía a la CNMV. Esta es una de las propuestas del orden del día acordado ayer por el consejo de administración, que también ha aceptado la dimisión del consejero Leandro Martínez-Zurita Santos de Lamadrid, que continuará como secretario general.

Las ampliaciones de capital serán una dineraria por 1.954,3 millones de euros a 0,12 euros por acción, sin prima de emisión, que se prevé no se suscriba íntegramente, y otra no dineraria de 1.813,5 millones que servirá para cubrir el capital que no se consiga en la primera.

Además, se someterán a la aprobación de la junta otras decisiones ya anunciadas por la compañía, que forman parte del acuerdo de reestructuración de la deuda que alcanzó recientemente con varias entidades financieras acreedoras, así como la segregación de algunas actividades. Entre estas, la más importante es que se propondrá aprobar la segregación de la rama de actividad de gestión de suelo y promociones propias a favor de la sociedad Colren, participada al 100% por Colonial. También se prevé traspasar el proyecto inmobiliario Eix Llacuna, de Barcelona, a la sociedad Abix Service, íntegramente participada por Colonial, mediante aportación no dineraria especial.

COLONIAL 12,20 -0,16%

La compañía propondrá a la junta aprobar una emisión de warrants a favor de las entidades acreedoras de la sociedad y su grupo, que incorporan el derecho de suscribir acciones de nueva emisión de Colonial exclusivamente mediante compensación de créditos, en consecuencia, sin derecho de suscripción preferente, "delegando en el consejo de administración la ejecución y la fijación de los extremos de la misma no establecidos por la Junta", según la empresa.

Se prevé, igualmente, otro aumento del capital en la cuantía necesaria para atender el ejercicio de los derechos asociados a los warrants, mediante compensación de créditos, con un importe máximo de 298 millones de euros.