Cuentan con una cartera crediticia de 26.540 millones

BBVA competirá con Santander en la puja por las oficinas que RBS ha puesto a la venta en Reino Unido

El BBVA ha contratado a la firma japonesa Nomura para que le asesore en una oferta para comprar las 318 sucursales que Royal Bank of Scotland ha puesto a la venta en Reino Unido, dijeron a Efe-Dow Jones fuentes conocedoras de la situación.

Si el segundo banco español por activos presentara una oferta por esas oficinas, probablemente tendrá que competir con el Banco Santander, también interesado en la operación.

Una oferta del BBVA por la red del RBS supondría un cambio en la estrategia de un banco que en los últimos años se ha centrado en su expansión en Estados Unidos y Asia.

BBVA 2,31 -4,43%

BBVA, que declinó hacer comentarios, abrió su primera sucursal en Reino Unido en 1918 y actualmente tiene tres, según su página web.

La cuota de mercado que BBVA podría adquirir con la compra de las oficinas de RBS sería "muy pequeña", pero si es para tener una presencia en Reino Unido para futuras compras de sucursales a medida que las vendan otros bancos, "eso tendría sentido", dijo el analista de Caja Madrid Bolsa Javier Bernat.

"BBVA puede sin duda encontrar los fondos para hacerlo", añadió, y valoró los activos de RBS entre 1.000 y 2.900 millones de libras esterlinas, según los precios de otras sucursales vendidas en Reino Unido en años pasados.

Por el contrario, si el Banco Santander ganase la puja, sumaría esas sucursales a una significativa red en el resto del país.

La entidad que preside Emilio Botín ha cambiado recientemente el nombre de sus sucursales en Reino Unido y para finales de año tendrá en ese país 1.300 oficinas con el nombre Santander.

El grupo financiero entró en Reino Unido en 2004, cuando compró Abbey y en 2008 añadió a sus operaciones británicas las de los bancos Alliance & Leicester y Bradford & Bingley. A Santander le asesora en esta operación Credit Suisse, según fuentes conocedoras de la operación.

La Unión Europea ha obligado al RBS, propiedad en un 84% del Estado británico, a vender esas sucursales en los próximos cuatro años.

Bruselas quiere asegurarse de que RBS no goza de una ventaja competitiva frente a otros bancos que no han recibido ayuda pública.

Venderá sucursales en Inglaterra y Gales, así como oficinas de NatWest en Escocia y las cuentas de algunas pequeñas y medianas empresas, o pymes, en Reino Unido. Todos esos activos se valoran en unos 23.600 millones de libras esterlinas.

Santander ha dicho que le interesan las cuentas de las pymes, más difícil de atraer que las cuentas de clientes personales.

Las ofertas preliminares por las sucursales deben enviarse en los primeros días de abril, y RBS ha dicho que espera cerrar la venta en 2011.

Una fuente conocedora de la situación, sin embargo, dijo que el banco podría retrasar toda la venta si no le satisfacen las ofertas.

Otros interesados en los activos del RBS son el National Australia Bank -propietario en Reino Unido de los bancos Clydesdale y Yorkshire- y Virgin Money, el brazo financiero del imperio empresarial de Richard Branson.