El Bundesbank se opone

La creación de un Fondo Monetario Europeo divide a las instituciones comunitarias

La polémica sobre la creación de un Fondo Monetario Europeo a la manera del FMI, para ayudar a países en situación financiera delicada y evitar crisis como la desatada por Grecia continúa. Si el lunes, el FMI y la Comisión Europea apostaban por la constitución de este nuevo organismo pese a la oposición del BCE, hoy ha tocado el turno de réplicas entre el Eurogrupo y el banco central alemán.

"Tenemos que discutirlo. Hay cientos de preguntas sobre la mesa que hay que responder pero, básicamente, estamos de acuerdo con lo que ha propuesto el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble", ha dicho Juncker, que también es primer ministro de Luxemburgo.

Juncker ha discutido hoy este asunto con la canciller alemana, Angela Merkel, durante una visita oficial de Estado de la gobernante alemana al Gran Ducado luxemburgués.

Ambos han defendido también la necesidad de frenar la especulación de los mercados sobre la deuda soberana, que se centra en los seguros contra el impago de la deuda, los llamados CDS (Credit Default Swaps).

Por su parte, el presidente del Bundesbank, Axel Weber, se mostró hoy contrario a la creación de un Fondo Monetario Europeo para rescatar a países con elevado déficit y calificó la discusión de "absolutamente contra productiva".

En la rueda de prensa de presentación de los resultados del Bundesbank de 2009, Weber dijo que "es decisiva la intención de la Unión Europea (UE) de fomentar el mantenimiento de la regulación existente".