Petróleo

El crudo de Texas sube el 1,44% y cierra a 80 dólares el barril

El barril de crudo de Texas se encareció hoy el 1,44% y cerró a 80 dólares, después de conocerse que subieron las reservas en Estados Unidos más de lo esperado, aunque se registró un imprevisto descenso en las de gasolina.

Al finalizar la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en abril añadieron 1,14 dólares al precio que tenían el martes y se compensó así parte del descenso del día anterior.

Los contratos de gasolina para marzo subieron tres centavos y terminaron la sesión a un precio de 2,09 dólares por galón (3,78 litros), al tiempo que el gasóleo para ese mes se encareció un centavo y cerró a 2,04 dólares/galón.

En el caso del gas natural, los contratos para marzo añadieron alrededor de cuatro centavos al valor que tenían el martes y concluyeron a 4,81 dólares por cada mil pies cúbicos.

Los datos de reservas que difundió hoy el Departamento de Energía (DOE) no coincidieron del todo con las previsiones de los analistas y en el caso del crudo aumentaron en 3 millones de barriles, más de lo que se preveía.

El total en reserva a finales de la pasada semana ascendió a 337,5 millones, lo que representa un volumen un 4,7% inferior al del pasado año en la misma época.

En el caso de la gasolina, las existencias descendieron en 900.000 barriles, frente a un incremento que se preveía, y el total en reserva, de 231,2 millones, es un 6,8% superior al volumen de hace un año.

Las reservas de productos destilados, una categoría en la que se incluye al gasóleo de calefacción y al diesel, mermaron en 600.000 barriles y el total, de 152,7 millones, supera en 5,2% a lo acumulado en igual periodo del año anterior.

El informe del DOE reveló, además, que las importaciones de crudo al mercado estadounidense aumentaron en algo más de medio millón de barriles la pasada semana respecto de la anterior y se situaron en una media de 9,1 millones de barriles diarios.

También se conoció que el volumen de combustibles y otros productos derivados del crudo sacados al mercado estadounidense, algo que se considera como una referencia del nivel de demanda, fue de una media de 19,1 millones de barriles diarios en las últimas cuatro semanas, lo que representa un alza del 1,3% respecto de igual periodo del año anterior.

La demanda específica de gasolina fue en ese periodo de una media de 8,7 millones de barriles diarios, un 0,3% inferior a la de hace un año.

El encarecimiento del petróleo coincidió un día más con un debilitamiento del dólar ante el euro y otras monedas, lo que suele animar la inversión en materias primas que se negocian con la divisa estadounidense en los mercados internacionales.