Afectan a sus colaboradores cercanos

Berlusconi asegura que no está preocupado por los casos de corrupción

El presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, afirmó hoy que no está preocupado por las investigaciones sobre los casos de corrupción en grandes obras públicas que han salpicado a algunos de sus más cercanos colaboradores.

Al responder a los periodistas que le esperaban a la salida de su residencia romana, Berlusconi explicó que "se trata de casos aislados, como sucede en las empresas o en el cuerpo de Carabineros", pues "está estadísticamente probado que, de cada cien personas, alguna hace cosas en su propio interés de manera ilegal".

Estas últimas semanas estalló en Italia un escándalo de corrupción en el que se han visto implicados Denis Verdini -coordinador nacional del Pueblo de la Libertad, partido de Berlusconi- y el jefe de Protección Civil y subsecretario de Gobierno, Guido Bertolaso.

Algunos medios de comunicación también mencionan en las investigaciones al subsecretario de Gobierno y hombre de confianza de Berlusconi, Gianni Letta.

Todos ellos aparecen citados en la trama de corrupción para la realización de grandes obras en el país, como las de la organización de la cumbre del G-8 del año pasado en la isla Cerdeña, que finalmente no se celebró allí, sino en la localidad del L'Aquila.

Las investigaciones se centran en los presuntos favores que ofrecían algunos empresarios para hacerse con las contratas para la realización de grandes obras públicas, quienes duplicaban posteriormente los costes.

La trama, por la que han sido detenidas ya cuatro personas, se sigue ampliando y también se investigan las irregularidades en las obras para la celebración del Mundial de Natación en Roma del año pasado.

Ante esta situación, Berlusconi anunció hace unos días un proyecto de ley que endurecerá las penas por delitos de corrupción y apropiación de fondos públicos y aseguró que estará listo la próxima semana.