Mobile World Congress

La industria encuentra vías para superar la crisis

Google y Microsoft ganan protagonismo en la feria

La superación de la crisis ha estado en boca de los principales actores del sector presentes en el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, que ha recibido a falta de las últimas cifras oficiales unos 47.000 visitantes. Vittorio Colao, consejero delegado de Vodafone, fue uno de los primeros en constatar las nuevas oportunidades que se presentan para la industria. "Es el primer MWC de la década, viene tras una crisis y en un momento en el que la recuperación está lista", dijo.

Colao explicó que la innovación es uno de los puntos clave para el sector y señaló a los smartphones y a las redes móviles de alta velocidad como uno de los catalizadores para el crecimiento. "Las ventas de smartphones están aumentando a un ritmo anual del 40%", indicó el responsable de Vodafone.

En el estrado le siguió Ben Verwaayen, consejero delegado de Alcatel-Lucent, quien indicó que la industria de las telecos debe cambiar su percepción y analizar el papel que el móvil juega en la sociedad. "Debemos ser vistos como una fuerza para el desarrollo o, de otra manera, nos convertiremos sólo en una fuente de ingresos fiscales", dijo.

Otros directivos defendieron la evolución del negocio de sus empresas. Mike Lazaridis, co-consejero delegado de RIM (fabricante de la Blackberry que compite con Apple y Nokia), afirmó que su firma ha estado fabricando 'smartphones' antes que nadie. Howard Stringer, consejero delegado de Sony, acudió a Barcelona a respaldar la estrategia de Sony Ericsson.

El congreso ha supuesto también la consagración de Google en el móvil, gracias a la presencia de su consejero delegado, Eric Schmidt, que rivalizó en protagonismo con su homólogo de Microsoft, Steve Ballmer. Schmidt dijo que el móvil ya ha superado al PC como pilar de la informática. Y aseguró que ya se están comercializando 60.000 dispositivos con Android al día; claramente un duro rival para el Windows Mobile 7, presentado en la feria, y que según los asistentes cumple todos los requisitos para dar la batalla.

Tendencias

Minis y 'low cost': LG y Sony Ericsson han llevado a la feria una nueva tendencia: los móviles mini. Pequeños por fuera, pero con toda la potencialidad de los smartphones. Y HTC ha traido un teléfono inteligente pero de bajo coste, una idea muy reclamada por la industria para democratizar los smartphones y lograr el pleno uso de la tecnología 3G.

Terminales premium: Otros fabricantes como Samsung han llevado a Barcelona móviles que incorporan la última tecnología de pantalla. Se llama super Amoled y da una resolución impresionante.

Mucho Android y Snapdragon: Han proliferado los móviles con Android y chip Snapdragon de Qualcomm.