Las perspectivas de la operadora

Telefónica quiere llevar la integración fijo y móvil al marco laboral

Telefónica se enfrenta a un año complicado en el terreno laboral. Ya lo iba a ser, porque durante todo el ejercicio estará pendiente la prórroga o la renovación del convenio de la filial española de telefonía fija y eso lleva siempre a contactos y movimientos entre sindicados y empresa en busca de mejorar la posición negociadora. Y más si, como sucede en la compañía, las elecciones sindicales están próximas.

Pero a eso se va a añadir un condicionante más. Los responsables de recursos humanos de Telefónica consideran que la operadora es una compañía integrada en España, que ha tomado varias decisiones estratégicas para la fusión de las divisiones de telefonía fija y móvil.

En el ámbito laboral, en cambio, las compañías siguen divididas. La telefonía fija tiene su convenio y la móvil, el suyo.

TELEFÓNICA 6,19 0,67%

Fuentes conocedoras de la situación aseguran que Telefónica va a intentar aprovechar el vencimiento del convenio para plantear la posibilidad de fusionarlos.

No hay una propuesta elaborada, según estas fuentes, pero sí una idea. El proceso está en una fase muy inicial. Telefónica podría conformarse incluso con que no hubiera un solo convenio conjunto, pero que tanto el de telefonía fija como el de móvil tuvieran elementos comunes que incidan en la integración, como categorías similares o igualdad en la formación. El objetivo, según estas fuentes, sería avanzar en la gestión integrada.

Los sindicatos, sin embargo, podrían no aceptar la intención de Telefónica. Entre los trabajadores de la compañía en España se teme que una unificación de las condiciones laborales dé como resultado un empeoramiento, ya que la igualdad se consiga por abajo. Los sindicatos también reflejan este temor a un recorte de derechos.

Prórroga

El convenio de la parte fija de Telefónica España se firmó justo antes de que la crisis mostrara toda su dureza. Por eso, algunos sindicatos consideran que es mejor prorrogarlo para 2011, porque con las actuales condiciones económicas cualquier cambio podría ser a peor.La crisis venezolana restará 548 millones a los beneficios de la 'teleco' en 2009