Afirma que el Gobierno actúa de forma "agresiva"

CEPYME pide una reforma del sistema de pensiones sosegada y consensuada

El presidente de la patronal de pequeñas y medianas empresas CEPYME, Jesús Bárcenas, consideró hoy que la reforma del sistema público de pensiones debe hacerse con "sosiego" y de forma consensuada, ya que "no puede salir del Gobierno ni de ningún grupo social".

Bárcenas añadió que el Gobierno está adoptando una actitud "agresiva" al verse presionado por las recomendaciones de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Para Bárcenas una reestructuración del actual sistema de pensiones es "indiscutible", al tiempo que puntualizó que "la presión es tal que una decisión ha de tomar, y lo que hace falta es que la cumpla".

No obstante mostró su escepticismo ante la reforma y dijo que "una cosa es que propongan y otra es cómo acabará", y recordó que "todavía" quedan cosas por cumplir del Pacto de Toledo, como la separación de fuentes de financiación o la integración en el régimen general, del agrario y de empleados del hogar. Reiteró que cualquier reforma hay que consensuarla y "no puede salir ni del Gobierno ni de ningún grupo social".

Bárcenas también abogó por que el próximo viernes el Gobierno apruebe una propuesta de reforma laboral "de calado", en la que se den "pasos significativos" para adaptar el mercado laboral a la realidad europea, con el fin de ser más competitivos.

Sin embargo, precisó que el documento tendrá que ser acordado posteriormente en la mesa de negociación del diálogo social, en la que participan patronal, sindicatos y Gobierno.

Al respecto, dijo que CEPYME aportará "su mejor voluntad" para alcanzar un acuerdo, aunque reconoció que la reforma de las pensiones podría generar situaciones de cierto "estrés" a alguna de las partes, en referencia al rechazo que ha generado esta iniciativa en CC OO y UGT.

"Lo mismo acabamos como en julio", aseveró, tras indicar que "es una posibilidad" que vuelva a darse una ruptura del diálogo social, y añadir que "hay que ver si el Gobierno con sus medidas puede afrontar la situación con diálogo o con enfrentamiento".

Asimismo, consideró que el hecho de que el documento de propuesta de reforma laboral arranque del Consejo de Ministros conlleva que tendrá "más autoridad".