Mercado laboral y actividad económica

España encadena siete trimestres en recesión hasta el final de 2009

La economía española se acerca a la estabilización. Los indicadores de actividad del cuarto trimestre tuvieron un comportamiento mixto, con algunos de ellos ya en tasa positiva. Sin embargo, la tasa intertrimestral del PIB osciló en una horquilla del 0% y un descenso del 0,1%. Con tal evolución la economía encadena siete trimestres de descensos.

Variación del PIB en los últimos ocho trimestres
Variación del PIB en los últimos ocho trimestres

Esta semana el Banco de España hará pública su primera estimación del comportamiento de la economía en el cuarto trimestre de 2009, y la semana que viene repetirá el ejercicio Estadística. Aunque guardan celosamente el resultado de sus departamentos de contabilidad nacional, los expertos consultados por CincoDías aseguran que "no habrá tasa positiva de actividad en el IV trimestre de 2009", aunque es general la creencia de que la economía se acercará mucho a la estabilización, al crecimiento cero.

De ser así, de registrar aún descenso de la producción en tasa intertrimestral, la economía española habría encadenado siete trimestres con descenso del PIB, siete trimestres en recesión. El descenso se inició en el segundo trimestre de 2008, con una caída de únicamente centésimas, según la última revisión de la Contabilidad Nacional, que asigna a tal trimestre un descenso del 0,0%: estancamiento con sesgo negativo (ver gráfico). Estadística corrige cada cierto tiempo sus estimaciones previas en un ajuste lógico en un periodo de vaivenes cíclicos exagerados de la actividad.

La tasa de descenso interanual de todo el ejercicio 2009, que no se conocerá hasta la tercera semana de febrero, podría oscilar entre el 3,5% y el 3,7%, según diversas estimaciones.

El determinante de la actividad en el IV trimestre de 2009 ha sido, una vez más, la demanda interna, que ha estabilizado su comportamiento en el consumo, con avances positivos incluso en algunas de sus partidas. No obstante, la reactivación del consumo se ha acelerado en diciembre en términos generales por el anticipo de prácticas comerciales de rebaja de precios.

Pero la mejora se concentra en tramos de rentas medias altas, con un sesgomás positivo en los bienes ajenos a la alimentación, y que han movilizado notablemente a las importaciones, que, por pasiva restan contribución al crecimiento del sector exterior. De hecho, el servicio de estudios de Funcas asegura que la aportación del sector exterior al crecimiento intertrimestral ha sido nulo en el IV trimestre de 2009. En concreto, la mejora del consumo se concentra en las compras de automóviles de importación por las ayudas públicas, así como en otros bienes intermedios no energéticos.

En cuanto a la inversión, persiste su caída, aunque de formamás moderada, entre otras cosas por la demanda de bienes de equipo concentrada en la adquisición de vehículos comerciales. Por lo que se refiere a la inversión residencial, mantiene su ajuste, aunque los valores de noviembre, último mes con datos fiables, son ligeramentemenosmalos que los de octubre, a juicio de Economía.

Hay que computar, no obstante, una mejora en el balance turístico en diciembre, así como en el número de viajeros que utilizaron el transporte aéreo, sobre todo de carácter interno, que siempre ha funcionado como un indicador adelantado fiable de la actividad.

La industria y el crédito, en registros mínimos

La actividad industrial sigue registrando descensos interanuales muy abultados, aunque en la segunda parte del año se han moderado bastante. En concreto el índice de producción comenzó 2009 con descensos del 21%, para estar ya por debajo del 10% en los últimos meses. El indicador de confianza de la industria ha tenido una evolución muy similar. Pero aunque las carteras de pedidos ya en noviembre estaban prácticamente estabilizadas, como consecuencia de la alta acumulación de stocks en la industria, el grado de utilización de la capacidad productiva ha caído hasta los mínimos históricos, por debajo del 69%, con datos incluso ya de enero. Una variable con comportamiento muy restrictivo en los últimos meses de 2009 ha sido la concesión de crédito a empresas y familias, que entra en tasas negativas interanuales por vez primera en la historia estadística, según Funcas. El movimiento de la liquidez es tan mesurado que también por vez primera la aportación española al avance de la masa monetaria en la eurozona es negativa, tanto por restricción bancaria como por escasez de demanda.