La primera empresa chivata

Henkel ha sido la primera compañía que se acoge en España al sistema de clemencia. Otra multinacional, la estadounidense Sara Lee, también lo intentó, pero la alemana llegó primero.

Con el bonito nombre de programa de clemencia se designa a las empresas que dan el soplo, por ejemplo, de un cártel de precios en el que han participado, y aportan documentación que lo demuestre, todo acambio de recibir menos sanción que sus socios en la trampa. El primero que se chiva paga menos o no paga nada (Henkel, en este caso), el segundo un poco más (Sara Lee, 3,7 millones en este caso, con una rebaja del 40% ), y así... En este primer expediente se multa también a Puig (2,4 millones) y a Colgate (2,1 millones), y se sigue investigando a Colomer.

El sector a que pertenece este primer expediente del nuevo mecanismo con el que la Comisión Nacional

de la Competencia (CNC) quiere limpiar de tramposos el mercado es, como muy acertadamente ha elegido el destino, el de los jabones... o, para ser más precisos, el de los geles de baño y ducha. Y la verdad es que limpia: si no fuera por programa de clemencia, Henkel hubiera tenido que pagar 4,2 millones y Sara Lee 6,1 millones.

Por si no les dicen nada los nombres de las empresas, sepan que entre las marcas que pactaron reducir los envases manteniendo el precio, para que el consumidor pagase igual por menos cantidad de producto, están Fa, La Toja, Magno, Sanex, Lactovit, Kinesia y Heno de Pravia... Casi nada.

Comentarios

Esperamos tenga los mejores exitos, pues se ve un proyecto realmente prometedor.
Normas