Diario de Ángel Cabrera, presidente de Thunderbird School

Clinton: "El mundo no se fía de las élites"

El taller de gobierno corporativo que tuve que moderar concluyó con algunas ideas interesantes sobre cómo alinear intereses de diversos stakeholders, cómo garantizar que la empresa tenga un verdadero propósito de creación de valor para la sociedad, y de cómo combinar un enfoque a largo con el corto plazo.

Ángel Cabrera, presidente de Thunderbird School of Global Management
Ángel Cabrera, presidente de Thunderbird School of Global Management

Los participantes tuvieron que construir un modelo con plastilina y cartulina explicando sus ideas sobre como deberían cambiar los sistemas actuales. Resulta fascinante ver como activistas sociales y líderes empresariales pueden ponerse a trabajar juntos en un entorno como éste, y llegar a conclusiones no tan distintas como se podría esperar.

De milagro he conseguido comer un bocado, de pie y entre conversaciones con una profesora francesa, un antiguo alumno de Thunderbird ruso, y el presidente de una empresa americana. Una entrevista con la television india y otra con la alemana, un café rápido con un periodista español, y a correr para llegar a tiempo a la reunión con Clinton.

La reunión con Bill Clinton ha sido como esperaba: una lección de comunicación. Mi colega Mabel van Oranje lo resumió bastante bien cuando le llamó "uno de los mejores, si no el mejor" comunicador político de nuestra era. Y el cumplido surtió efecto, porque Clinton se comprometió a organizar un taller de comunicación con nosotros (no me lo quiero perder por nada). Matthew Bishop, editor de The Economist en Nueva York manejó la sesión con su habitual soltura, y aunque ninguna de las preguntas suyas, ni de ninguno del resto, iban envenenadas, Clinton no decepcionó y fue directo con sus mensajes. "El mundo está sufriendo, y no se fía de las élites". También aseguró que Davos debe enviar un mensaje al mundo de que le importa el sufrimiento y la injusticia. Consejos a quienes quieran dedicarse al servicio público: "tómate las críticas en serio, pero no como ataques personales... cada crítica es una oportunidad para aprender algo sobre ti y ser más efectivo, ya que tus enemigos pueden ser tus mejores maestros...

De ahí a la sesión plenaria para la inauguración oficial del Foro, a cargo del presidente del WEF, Klaus Schwab, y el presidente francés, Nicolás Sarkozy. Los dos comparten una visión pesimista de la situación actual y los peligros que se avecinan si no actuamos de manera decidida y coordinada internacionalmente. Schwab aseguró que ahora estamos pagando el precio de los excesos de los últimos años. Y afirmó que el costo de la deuda, que era necesario para evitar un colapso económico, será alto: más impuestos, menos inversiones en educación, salud e infraestructuras. "Es un error pensar que lo peor ya pasó. 2010 puede ser el año de la crisis social que sigue a la crisis económica de 2009 y la crisis financiera de 2008". Necesitamos, por tanto, una nueva forma de capitalismo de los interesados, que se basa en la ciudadanía global verdadero.

Según Sarkozy: "La crisis es el resultado de los desequilibrios mundiales, del suministro de crédito fácil para aquellos que consumen demasiado en contraste con los que apenas consumen", pero también es fruto de los excesos, de que uno puede ganar sin esfuerzo, una forma de capitalismo que cree que todo lo que importa es el día de hoy, y no el futuro, donde incluso los sistemas de contabilidad debe reflejar los valores de mercado por el día, la hora, minuto a minuto". El presidente francés lanzó una pregunta: cómo podemos hacer que la economía esté al servicio del hombre, y no al revés. "No es una cuestión de alejarse del capitalismo, sino de elegir el capitalismo que queremos, y no sólo ha de ser financiero, sino que tiene que estar basado en los valores humanos". Esto es, un capitalismo al servicio del hombre.

Para más información...