Tras la revisión de las previsiones económicas

De la Vega: El Gobierno respeta, pero no comparte el pesimismo del FMI

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se ha mostrado convencida de que España volverá a la senda del crecimiento a lo largo de 2010, por lo que no comparte ni las previsiones ni el pesimismo del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la economía española.

"El Gobierno respeta, pero no comparte la previsión ni el pesimismo del FMI, que unas veces ha acertado y otras ha fallado en sus previsiones, empezando por los efectos de la crisis actual", ha subrayado.

El informe publicado hoy por el Fondo Monetario Internacional augura que la economía española caerá un 0,6% en 2010, y será la única de los grandes países desarrollados que seguirá este año en recesión.

Según la vicepresidenta, el Gobierno trabaja "desde el convencimiento de que España empezará a remontar la crisis este año" y de que se han puesto las bases para remontarla, algo a lo que, "sin duda, se va a sumar la reforma laboral que se va a impulsar con los agentes sociales".

Ha añadido que, aunque el Gobierno sabe que hay empresas y familias que afrontan dificultades y que aún quedan "meses complicados", también cuenta con el diagnostico y las herramientas para retomar la senda del crecimiento, y sabe que "lo peor de la crisis" se ha superado.

"Seguimos trabajando con las previsiones que ha hecho el Gobierno", ha subrayado la vicepresidenta primera que ha destacado que ya hay "elementos positivos" que apuntan al cambio de tendencia, como la desaceleración en la destrucción de empleo y una moderación en la caída del PIB.

Fernández de la Vega ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa posterior al encuentro que ha mantenido hoy con el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, para recabar propuestas de cara a la Presidencia española de la Unión Europea.