Diversificación

Los fundadores de Google desinvierten en la empresa pero mantienen el control

Larry Page y Sergei Brin, los co fundadores del mayor buscador del mundo, Google, quieren diversificar sus inversores.

Los creadores de la compañía de Internet han informado a la SEC que planean vender 5 millones de acciones de la compañía cada uno en los próximos cinco años. Se desharán así del 17% de lo que poseen conjuntamente, un total de 57.7 millones de acciones. Al precio de cierre del viernes, 550,1 dólares, ambos pueden embolsarse 2.250 millones de dólares (unos 1.592 millones de euros).

Tras el fin de la jornada bursátil las posiciones que se tomaron por los inversores apuntaban a que la sesión del lunes podría registrar caídas en el valor.

Una de las consecuencias de la venta es que los derechos de voto de Page y Brin se reducirán del 59% al 48%. Dejarán por tanto de tener la mayoría pero seguirán siendo, de lejos, los accionistas principales lo que en la práctica les garantiza el control de la empresa. Además, Eric Schmidt, el consejero delegado con el que tienen una total sintonía, tiene un 10% de los derechos de voto. El efecto de la venta por lo que se refiere a la toma de decisiones es previsible que sea nulo.

GOOGLE 102,27 2,99%

Los portavoces de la compañía comentaron ayer a Reuters que el compromiso de los fundadores con la empresa es el mismo de siempre y que el objetivo es poner en marcha una estrategia de diversificación de sus carteras de inversiones personales, algo que no es infrecuente en casos similares en EE UU. No es, además, la primera vez que lo hacen. En 2004 Page, Brin y Schmidt pusieron en marcha un plan de desinversión que duró 18 meses para rebajar su participación en la empresa.