EDITORIAL

Contra la crisis, creatividad

En las grandes crisis germinan las grandes soluciones. Y en ésta va a pasar lo mismo. Por eso los directivos con visión de futuro ven en este 2010 un año cargado de retos para la gestión empresarial. Nadie tiene la solución mágica, pero sí hay unas líneas básicas que marcan el camino.

La creatividad es una virtud tan escasa como valiosa. Va de la mano de la imaginación y del talento, y es tan preciada que no se le escapa a ninguno de los ejecutivos consultados sobre cómo afrontar este año, en el que la economía encara el reto de salir de la recesión. Pero, además, quien decida esperar a que escampe para retomar el crecimiento estará tomando la vía equivocada. Porque a la creatividad y al talento hay que sumarle el trabajo.

Una vez más hay que rememorar al genio de los genios: "La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando". Por activa o por pasiva, el lapidario aforismo de Pablo Picasso está grabado en la cabecera de los empresarios de éxito. Y con ese espíritu se tiene que afrontar este duro 2010. La innovación, la visión de futuro, la reinvención de los métodos de producción, la búsqueda de la excelencia y la superación de las fronteras son la mejor hoja de ruta para encarar un 2010 destinado a ser el trampolín que nos sacará de esta crisis.