Insta a reducir los déficits

El BCE mantiene los tipos y prevé un crecimiento "moderado y desigual"

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, considera que los tipos de interés, que hoy se mantuvieron en el 1%, se encuentran en un nivel "apropiado", aunque advirtió de que el ritmo de recuperación económica de la zona euro será "moderada y desigual", por lo que recomendó "permanecer alerta y no cantar victoria".

El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet
El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet

En la tradicional rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que votó unánimemente a favor de mantener los tipos en el 1%, el máximo responsable de política monetaria de la eurozona volvió a utilizar el término "apropiado" al referirse al precio del dinero en la zona euro, lo que apunta a que la institución emisora no se plantea modificar su actual política monetaria, en consonancia con el Banco de Inglaterra y la Reserva Federal de EE UU.

Así, el banquero galo afirmó que después del crecimiento del 0,4% de la economía de la zona euro en el tercer trimestre, el PIB de la eurozona sigue en expansión, aunque advirtió de que varios de los factores que respaldan el crecimiento son de carácter "temporal", por lo que el periodo venidero será "desigual y lleno de baches, en los que de un trimestre a otro habrá subidas y bajadas".

Respecto a los precios, el máximo responsable de la política monetaria del bloque del euro afirmó que las expectativas de inflación a medio y largo plazo permanecen firmemente ancladas de acuerdo con los objetivos del BCE. De igual manera, Trichet instó hoy a Grecia y otros países a tomar medidas adecuadas para reducir su déficit fiscal, pero calificó de "hipótesis absurda" una posible salida de la zona del euro.

Insta a Grecia a tomar medidas para reducir su déficit

Por otro lado, Trichet instó hoy a Grecia y otros países a "tomar medidas adecuadas para reducir su déficit fiscal" pero calificó de "hipótesis absurda" una posible salida de la zona del euro.

Explicó al ser preguntado por la situación de las finanzas públicas de Grecia y otros países del área euro que "hay mucho trabajo por hacer y que es necesario implantar medidas adecuadas de política fiscal para todos los países y muy importante para los que tienen dificultades especiales".

En una alusión directa a Grecia e Irlanda, señaló que "deben introducir estrategias para fortalecer su competitividad".

BCE mantiene los tipos

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), reunido hoy en Francfort, ha decidido mantener los tipos de interés de la zona euro en el mínimo histórico del 1%, tal y como esperaba el mercado, para garantizar la estabilidad de los precios y apoyar la recuperación económica.

La institución europea informó en Fráncfort de que también dejó inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos, en el 1,75%. A su vez, el BCE mantuvo la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 0,25%.

El BCE ha dejado su tasa rectora en el 1% desde mayo del pasado año para hacer frente a la recesión económica y a la peor crisis financiera desde la Gran Depresión. Previamente, entre octubre de 2008 y mayo de 2009, el BCE recortó el precio del dinero en 3,25 puntos porcentuales.

Los datos económicos dados a conocer recientemente muestran que la economía de los países que comparten el euro ha iniciado la recuperación y que salió de la recesión en el tercer trimestre del pasado año tras más de un año de contracción.

El economista jefe para Europa del banco Barclays Capital, Julian Callow, dijo a EFE que "el BCE no tiene razones para modificar los tipos de interés porque todo ha marchado como la entidad esperaba".

No obstante, esta incipiente recuperación es débil ya que se ha producido gracias a la liquidez que han inyectado los bancos centrales y los estímulos fiscales de los gobiernos. El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona del euro creció un 0,4% en el tercer trimestre de 2009.

La economía de países como Alemania, Francia e Italia ya está en la senda de la recuperación, mientras que la de otros como España y Grecia todavía se contrae.