Los precios no variaron en diciembre

El IPC cerró 2009 en una tasa positiva del 0,8%, su mínimo histórico

El INE ha confirmado hoy que la tasa de inflación española cerró 2009 en positivo, en el 0,8%, tras un mes de diciembre en el que los precios de consumo se mantuvieron estables.

Evolución anual de la inflación .
Evolución anual de la inflación .

Así, la tasa interanual de inflación aumenta cinco décimas respecto a noviembre y cierra el año en positivo debido, casi exclusivamente, a la subida del transporte (3,9%) como consecuencia del encarecimiento del crudo y, en menor medida, a la de la vivienda (0,8%) por el alza del gasóleo para calefacción.

Pese a cerrar el año en positivo, el 0,8% supone un mínimo histórico, ya que se trata de la tasa de cierre de año más baja de los últimos 48 años, desde 1962, primer año del que se tienen datos homologables.

El dato de cierre de año es consecuencia del efecto base de los precios de la energía, que a finales del pasado año casi duplicaban a los del mismo periodo de 2008. Así, el precio medio del barril Brent de petróleo -de referencia en Europa- fue en diciembre de 75,21 dólares, frente a los 43,05 que costaba en el mismo mes de 2008.

La tasa de inflación subyacente -que excluye la evolución de los precios de la energía y los alimentos- aumentó una décima en diciembre y se situó en el 0,3%.

En cuanto a la evolución mensual de los precios, el grupo con mayor repercusión positiva fue el de ocio y cultura, que subió el 1,4% por el encarecimiento de los viajes organizados, mientras que las principales descensos los protagonizaron el vestido y calzado, que cayó el 1,2% por las rebajas, y el transporte, que se redujo el 0,5%. El resto de grupos apenas varió.

Si se desglosan los componentes de la "cesta de la compra" en tasa anual, en 2009 el grupo más inflacionista fue el de bebidas alcohólicas y tabaco, que subió el 12,7%, seguido de transporte (3,9%), enseñanza (2,7%), otros bienes y servicios (2,1%), hoteles cafés y restaurantes (1,2%), y vivienda y menaje (0,8%).

Por el contrario, sólo se abarataron los alimentos y bebidas no alcohólicas (2,4%), la medicina (1,3%), el ocio y la cultura (1,1%), el vestido y calzado (0,3%) y las comunicaciones (0,3%).

En el conjunto del año los precios de los productos energéticos subieron el 7,5% y los de carburantes y combustibles el 7,9%.

El IPCA se situó en el 0,9%

El INE también difundió hoy el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) que en tasa mensual no varió y aumentó cinco décimas en tasa interanual hasta el 0,9%. En 2009 sólo Canarias cerró el año en negativo, con una tasa interanual del -0,4%.

La comunidad más inflacionista fue Cataluña, donde el IPC se situó en el 1,2%, seguida de Cantabria y País Vasco (1%); Galicia y Madrid (0,9%); Aragón, Baleares y Comunidad Valenciana (0,8%); Asturias y Castilla y León (0,7%); Andalucía y Murcia (0,6%); y Castilla-La Mancha, Extremadura, Navarra y La Rioja (0,5%), mientras que en las ciudades de Ceuta y Melilla, los precios subieron el 1,4% y el 1,3%, respectivamente.

Además, el INE publicó hoy el Índice de Precios de Consumo Armonizado a impuestos constantes (IPCA-IC) que recoge la evolución de los precios sin incluir las subidas o bajadas de impuestos y que en noviembre -se difunde con un mes de retraso- subió cinco décimas respecto a octubre y no varió en tasa interanual.

Desde el pasado marzo y hasta octubre el IPC registró tasas interanuales negativas, las primeras de la historia de este indicador.

Tras los aumentos históricos del valor de los carburantes que llevaron la tasa del IPC al 5,3% en julio de 2008, en agosto de ese mismo año los precios, medidos en tasa interanual, comenzaron a moderarse hasta situarse en registros negativos.

Además, con el IPC de diciembre se activan las cláusulas de revisión salarial de los convenios colectivos siempre que la tasa de inflación supere a la previsión pactada por empresarios y sindicatos, por lo que todo apunta a que prácticamente no se activará ninguna dado que los incrementos acordados superan, en su mayoría, al dato de inflación.