Depreciación de los derivados del crudo

Alemania registró una inflación mínima histórica del 0,4% en 2009

Alemania registró una inflación mínima histórica del 0,4% en 2009, la más baja desde la unificación del país en 1990, anunció hoy la Oficina Federal de Estadística (DESTATIS) desde su central en Wiesbaden, que confirmó las estimaciones de finales de diciembre pasado.

La baja tasa de inflación tiene su origen en la fuerte depreciación de los productos derivados del petróleo y los alimentos, mientras se incrementaron ligeramente los alquileres, la energía eléctrica y los precios del tabaco y el alcohol.

Una tasa de inflación similar, aunque no tan baja, se produjo en 1999 con un 0,6%, mientras en 2007 y 2008 rebasó ligeramente la cota del 2,0% que se había marcado como límite el Banco Central Europeo.

La tasa de inflación en Alemania fue especialmente baja en los meses de verano, pero volvió a subir a final de 2009, con un aumento en diciembre hasta el 0,8% frente a noviembre y del 0,9% frente a diciembre de 2008.

La subida en el último mes del año se debió -por razones habituales estacionales- al incremento de los precios de los viajes organizados, los vuelos y los hoteles ante las fiestas de Navidad y Año Nuevo.