Consecuencias del mal tiempo

La movilización de empresas y Administración mitiga la dureza del temporal

Los dispositivos puestos en marcha por las diferentes administraciones y la actuación coordinada con las empresas públicas y privadas que operan servicios de movilidad permitieron paliar ayer la dureza del temporal de agua y nieve que azotó a once comunidades autónomas.

El Ministerio de Fomento movilizó ayer 405 máquinas quitanieves y 1.600 personas entre conductores, operarios y técnicos para facilitar el tráfico por carretera en la red ferroviaria y aeropuertos. El departamento que encabeza José Blanco esparció en pocas horas 6.000 toneladas de sal y 800.000 litros de salmuera en la Red de Carreteras del Estado.

El dispositivo se mantendrá durante al menos hasta el próximo lunes ante el anuncio de que, al temporal de nieve que azotó ayer a España y a Europa, le seguirá una ola de frío polar que hará muy peligroso el tránsito a causa de las heladas.

Las iniciativas de actuación para mitigar los efectos del temporal emprendidas por Fomento han sido secundadas por los gobiernos de las once comunidades autónomas que ayer se mantuvieron en alerta naranja por mal tiempo.

Protección Civil dice que el dispositivo funcionó con corrección

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, afirmó que al igual que el Gobierno central y los ayuntamientos, dispone de unos protocolos y de unos niveles de alerta, y agregó que todo está funcionando "de acuerdo con lo previsto". "La nieve no es un fenómeno extraño en enero" y señaló que "no es la primera vez que nieva en Madrid ni será la última".

Las actuaciones de choque contra los efectos del temporal fueron secundadas por las diferentes empresas públicas y privadas que tienen responsabilidad sobre las infraestructuras troncales que dan conectividad y movilidad al país.

Las concesionarias de las principales autopistas de peaje aplicaron un acuerdo con Fomento para no cobrar los peajes en los accesos a los principales aeropuertos. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) posicionó durante toda la jornada de ayer locomotoras diésel y eléctricas en puntos estratégicos de la red convencional, tales como Santander, Miranda de Ebro (Burgos) y León, en prevención de que las composiciones en tráfico comercial pudieran quedarse bloqueadas.

Del mismo modo, Renfe situó unidades de tracción en León, Miranda de Ebro, Zaragoza, Medina del Campo (Valladolid) y Madrid (en Fuencarral), para prevenir la necesidad de maniobras de remolque. En la línea de alta velocidad entre Madrid y Valladolid se colocó de reserva un tren autopropulsado S130 de rodadura desplazable.

AENA mantuvo activado durante toda la jornada el plan para minimizar los efectos negativos del frío y la nieve. La flota de ayuda en alerta en todos los aeródromos de la red estuvo compuesta por más de 80 vehículos para la retirada de nieve y hielo, 21 camiones quitanieves con esparcidor de sustancia fundente (urea) y 14 barredoras.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, al hacer una valoración de la jornada, aseguró que no se han producido incidencias relevantes, sino "sólo puntuales". En su opinión, la "suma de esfuerzos" de todas las administraciones autonómicas ha tenido como consecuencia que el sistema de alertas activado desde ayer "esté funcionando correctamente".

A pesar de los medios y esfuerzos desplegados, las dificultades en la circulación de la red de carreteras fueron creciendo a lo largo de la jornada. La Dirección General de Tráfico (DGT), aseguró que en 123 kilómetros de vías nacionales sólo se podía circular con cadenas a primera hora de la mañana, cifra que aumentó hasta los 955 kilómetros a medida que avanzó la jornada. A la vez, casi 220 kilómetros fueron cortados a la circulación. Las provincias más afectadas por tales incidencias fueron Cádiz, Ciudad Real, Granada, Málaga, Sevilla, Huelva, Almería, Ávila, Girona y Tarragona.

El temporal obligó también a restringir la circulación en la frontera catalana con Francia, en ambos sentidos de la marcha. Ningún vehículo pudo transitar durante varias horas en la AP-7 entre la salida 2, en La Jonquera en Girona y los puestos fronterizos del país vecino.

La red y los servicios ferroviarios resistieron mejor que en anteriores temporales y el principal incidente se registró en la línea que une Granada con Ronda. El tráfico tuvo que ser cortado en la estación de Capillo en Málaga debido a las precipitaciones acumuladas en las últimas jornadas.

En los aeropuertos la situación fue complicándose a lo largo del día, pero en ningún momento se produjeron situaciones de colapso. Los vuelos más afectados fueron aquellos que unían destinos españoles con los aeropuertos de Londres-Gatwick y París-Orly. Las compañías con operaciones en estas rutas tuvieron que cancelar unos 50 vuelos.

Por otra parte, el mal tiempo en varios aeropuertos de centroeuropa ha generado retrasos generalizados en la mayoría de vuelos.

Las previsiones meteorológicas advierten que la ola de frío polar durará hasta el próximo domingo y hará descender los termómetros hasta los -15 grados en varios puntos de la meseta norte peninsular, concretamente, en Castilla y León, la madrugada del domingo.

El jefe de Predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Fermín Elizaga, aseguró que se espera este aire frío se "intensifique" a partir de hoy. Además, alertó de que los días con temperaturas "más bajas" serán el sábado y el domingo.

Se espera que a partir del lunes las máximas comiencen a subir y las heladas vayan desapareciendo, aunque éstas permanecerán a principios de la semana en el interior peninsular. "La ola de frío, en la que estamos de lleno, llegará hasta el domingo y, a lo largo de ese día, las máximas irán subiendo", insistió.

A la vista de esta previsión pesimista el aeropuerto de Madrid-Barajas comenzó a realizar ayer un seguimiento "exhaustivo" de las condiciones meteorológicas y un "chequeo continuo" del estado del pavimento de las pistas y de las plataformas con el objetivo de evitar la formación de placas de hielo en la zona de vuelo.

Estos trabajos preventivos se enmarcan dentro del Plan de Actuaciones Invernales. También se está comprobando el estado de las calles de rodaje y plataformas y se realizan mediciones periódicas del coeficiente de rozamiento en las pistas de vuelo.

Blanco pide prudencia

El ministro de Fomento, José Blanco, pidió "prudencia" a todas aquellas personas que tengan que viajar en los próximos días, ante la previsión meteorológica de nevadas, e instó a utilizar el transporte público, las cadenas y los servicios de información del tiempo para evitar los colapsos en las carreteras.

Blanco hizo estas declaraciones tras la reunión mantenida ayer en la sede ministerial con el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, para analizar la situación del conflicto de los controladores aéreos y como éste está afectando al archipiélago y la reciente avería sufrida en el Centro de Control Aéreo de Canarias. El ministro se mostró conciliador con este colectivo tras la severa advertencia lanzada el pasado martes cuando les advirtió que estaba dispuesto a hacer prevalecer "el interés general" sobre los "privilegios de unos pocos". Blanco dijo ayer que el Gobierno está "abierto" al diálogo, siempre y cuando "no se trate de obstaculizar" el "normal funcionamiento" de un servicio público que afecta a la "economía" y a los ciudadanos.

Controladores

Blanco respondía de esta manera a un comunicado difundido el martes por el sindicato de controladores, USCA, en el que criticaba las "amenazas" del ministro y recordaba "su buena disposición" al diálogo.

El titular de Fomento recordó que uno de los objetivos del Ministerio es "ofrecer" plazas de navegación aérea "más baratas y competitivas" ya que, resaltó, de esta forma se podrá "incentivar" la llegada del turismo que es "vital para la economía española y para Canarias".

Con respecto al nuevo modelo de gestión aeroportuaria, que se detallará en la Comisión de Fomento del Congreso el 12 de enero, aseguró que las Comunidades Autónomas tendrán una importante participación y recordó que el objetivo principal es conseguir la "eficacia" y la "competitividad" del sector y de "todos los temas relativos a la navegación aérea".

Colapso virtual

La página web de la Agencia Nacional de Meteorología (Aemet) se colapsó ayer a medio día debido al alto volumen de visitas que tuvo que soportar. Miles de usuarios quisieron comprobar de primera mano los efectos del temporal sobre sus poblaciones.