Desempleo

EE UU destruyó 85.000 empleos en diciembre, pero mantiene la tasa de paro en el 10%

Los pronósticos no se cumplieron. Las empresas estadounidenses cerraron el año destruyendo más empleo de lo anticipado por los economistas. Muchos de ellos esperaban que en diciembre se creara empleo y se revirtiera la tendencia negativa que comenzó hacía dos años pero no fue así y el mes se cerró con una pérdida neta de 85.000 empleos. La tasa de paro queda en el 10%.

La revisión de las cifras que ha dado a conocer el departamento de Trabajo ofrece el dato positivo de que en noviembre, y por primera vez, se crearon 4.000 empleos en la economía estadounidense. La primera cifra buena desde diciembre de 2007. Pero ha sido una mejoría de corta duración porque diciembre volvió de nuevo a territorio negativo con los puntos más negros en el sector de la construcción -donde han desaparecido 1,6 millones de empleos desde que empezó la recesión (diciembre de 2007)-, la industria y el comercio.

Así las cosas, EE UU cierra el año con 15.3 millones de personas en el paro y convierte a los dos últimos años en los peores de la historia en términos de empleo desde la Segunda Guerra Mundial. Al principio de la Recesión había 7,7 millones de parados y la tasa de desempleo era del 5%.

Adicionalmente, en un país que goza de una amplia flexibilidad laboral y donde tradicionalmente no ha habido problemas con el paro de larga duración, 6,1 millones de los desempleados (4 de cada 10) llevan más de 27 semanas buscando un puesto de trabajo, una cifra que no hace más que aumentar.

El número de personas que está trabajando a tiempo parcial por razones económicas, es decir, porque no encuentran otra cosa, quedó en diciembre en 9,2 millones de personas y se mantiene en esas cifras desde marzo. La llamada tasa de infraempleo, que incluye a estos trabajadores que involuntariamente trabajan a tiempo parcial y los que, desanimados, han dejado de buscar empleo es del 17,3% frente al 17.2% del mes anterior.

La economía de EE UU creció a un ritmo del 2,2% en el tercer trimestre pero esa mejoría no se ha trasladado totalmente al empleo si bien es cierto que en el último trimestre de 2009 se registraron 69.000 pérdidas de empleos de media mensual y en el primer trimestre esta cifra era de 691.000. La lenta traslación de la mejora económica a la laboral es algo que ya se experimentó tras la breve recesión de 2001, un periodo tras el que se vivió lo que se dio en llamar "una recuperación sin empleo". El presidente, Barack Obama, ve ahora aumentar la presión para poner en marcha medidas de fomento y creación de empleo.