_
_
_
_
_
Seria competencia para los warrants

Qué es lo que hay que saber para operar con contratos por diferencia

Líneas básicas sobre un producto que gana adeptos en España y que triunfa desde hace años en Reino Unido, Alemana y Australia. Los contratos por diferencia empiezan a ser más conocidos en el mercado español y se perfilan como una seria competencia para los warrants.

Llegaron a España en 2007. Entonces eran muy pocos los operadores que comercializaban este producto que aspiraba a competir con los warrants y los futuros y poco a poco ha ido ganando adeptos. Ya son alrededor de 10 las firmas que los venden. Su funcionamiento es similar al de los warrants pero con diferencias. IG Markets fue uno de los primeros en aterrizar en España, pero después le han seguido otros operadores: CMC Markets, Saxo Bank y X-Trade, entre otros.

¿Qué son los CFDs y qué tipos hay?

Los CFDs son contratos donde dos partes intercambian la diferencia entre el precio de compra y el de venta de un activo. Esto significa que el inversor, en lugar de comprar acciones, vende o compra CFDs al precio de mercado del subyacente, un valor por ejemplo. En el momento del cierre de la posición, obtendrá o perderá la diferencia entre el precio al que compró el CFDs y el precio del momento en el que cerró la operación.

La ventaja, frente a la compra directa de acciones, es que el inversor puede obtener beneficio si el mercado baja: si el inversor está convencido de que las acciones de Telefónica caerán, optará por vender contratos por diferencia de la compañía. Si el valor cae, el inversor puede cerrar la operación y ganará la diferencia. Se pueden encontrar CFDs de acciones, índices, materias primas y divisas. En realidad, sobre cualquier producto financiero que cotice.

¿Cuánto se puede ganar con CFDs?

Al tratarse de un producto apalancado implica que desembolsando una pequeña parte de lo que valdría el activo en el mercado, el inversor se beneficia de la totalidad del mismo.

¿A qué perfil de cliente va dirigido?

Se trata de productos apalancados con alto riesgo, que pueden ocasionar pérdidas superiores al capital inicial desembolsado. A mayor apalancamiento, mayor riesgo. La llegada de este producto a España llevó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a realizar un tríptico advirtiendo a los inversores sobre los aspectos a tener en cuenta antes de lanzarse a comprarlos.

En primer lugar, el inversor debe asegurarse de que domina el funcionamiento de estos productos y de que dispone del tiempo necesario para realizar un seguimiento de sus posiciones. En segundo lugar, avisa de que pueden existir costes derivados de mantener posiciones largas de un día para otro. En tercer lugar, antes de abrir una posición, debe considerarse la posibilidad de obtener grandes ganancias, pero también ha de evaluar su capacidad para asumir las pérdidas ocasionadas por una evolución adversa de los precios.

¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes del producto?

Soledad Pellón, analista de IG Markets, explica que además de la posibilidad de invertir a la baja y de que sólo hay que desembolsar una pequeña cantidad para empezar a operar, otra de las ventajas es la transparencia ya que "si hacemos CFDs sobre acciones, por ejemplo, vemos los precios reales de mercado de esas acciones y en cualquier momento sabemos cuanto ganaremos o perderemos. No es necesario hacer cálculos engorrosos de la prima como ocurre en los warrants en los que, por ejemplo, un cambio de volatilidad, puede afectar a nuestra ganancia. ". Además, a diferencia de los warrants, los CFDs no vencen y su liquidez es diaria.

Es un producto cortoplacista. No es un producto apropiado si lo que estamos intentando hacer es una estrategia a largo plazo dado que hay un pago diario de intereses por el apalancamiento.

¿Cuáles son los CFDs más demandados?

Pellón, de IG Markets explica que Inglaterra es el país europeo donde está más asentado este producto. Fue en Londres, a principios de los años 90 donde se desarrollaron originalmente. Aunque en principio eran para inversores institucionales, los particulares empezaron a tener acceso a él a través de los brokers on-line. Alemania le siguió los pasos.

Los índices europeos y las acciones del Ibex son los CFDs que han despertado más intereses en octubre, al menos entre los clientes de CMC Markets. Por su parte, Alberto Medrán, subdirector general de XTB en España, asegura que en su caso el más contratado es el de euro/dólar.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_