Bolsa de Nueva York

Prevalece la duda en Wall Street, que precisa más datos de recuperación

La Bolsa de nueva York ha cerrado la sesión con signo mixto. Los inversores, a la espera de más datos que confirmen la recuperación económica y la cita de la Fed de mañana, han levantado los números rojos en el tecnológico Nasdaq y el S&P 500 en la recta final, sin embargo el Dow Jones, pese a minimizar las pérdidas, bajó un 0,18%.

Es evidente que los inversores no tienen nada claro si decantarse por las compras o más bien dejarse llevar por un pesimismo moderado. Las últimas sesiones en Nueva York han estado marcadas por la volatilidad y la duda, y los resultados empresariales o los datos económicos dispersos no consiguen que los inversores se posicionen de forma contundente.

Así, el Dow Jones ha podido reducir pérdidas en la fase final de la sesión y cerrar con una leve caída del 0,18%, situándose en los 9.771 puntos, el S&P 500 ha subido un 0,24% hasta las 1.045 unidades y el tecnológico Nasdaq, tras un alza del 0,40% ha cerrado en los 2.057 puntos.

La jornada ha estado presidida por la falta de tendencia clara. Los inversores esperan que los signos de recuperación económica de los últimos días se confirmen, pero la duda sigue planeando. Además, se espera que la reunión de mañana de la Fed arroje un poco más de luz al respecto, no tanto por la política monetaria a adoptar -se intuye que los tipos no variarán- sino por aquello que pueda decir Bernanke.

DOW JONES 34.265,37 -1,30%

Por otra parte, hoy ha sido noticia la espectacular compra de Burlington Northern por parte de Buffet, la mayor de su historia, y la subida en los pedidos a fábrica, que sin embargo no han conseguido evitar que la prudencia se instalase en el parqué neoyorquino. Buffet, a través de su holding Berkshire Hathaway, se ha hecho con el 77,4% que no controlaba de Burlington Northern Santa Fe por un total de 44.000 millones de dólares mediante acciones y efectivo. El acuerdo valora cada acción en 100 dólares, por lo que la compañía se disparó un 28,6% en los primeros compases de la jornada.

La sesión se inició con pérdidas cercanas al 1% tras conocerse los resultados del banco suizo UBS, que ha encadenado cuatro trimestres en negativo y a la espera de los datos macro. Junto a ello, los bancos estadounidenses han sufrido las negativas noticias que provienen de Europa, además de las pérdidas de UBS, las nuevas recapitalizaciones en la banca de Reino Unido.

En cuanto a los datos macro, ell Departamento de Comercio publicó que en el mes de septiembre los pedidos a fábrica repuntaron un 0,9%, porcentaje en línea con las estimaciones del mercado -esperaba un alza del 1%- que supone su quinto mes de subidas en el último medio año. Así, en los primeros nueves meses del año el descenso acumulado asciende al 13,9%, respecto al mismo periodo del año pasado. Mañana también se conocerá el dato de empleo privado en EEUU.

Por otro lado, el director de la Reserva Federal en la división que supervisa y regula los bancos, Jon Greenlee, se encargó ayer de sembrar las dudas al señalar que el sistema bancario estadounidense "está lejos de ser fuerte". Además, considera que "la calidad del crédito es pobre y continúa deteriorándose".

Sin embargo, no han sido los únicos miedos con los que han tenido que lidiar los mercados. La segunda subida de tipos en Australia ha reavivado el temor a que regresen las subidas del precio del dinero. "A pesar de que en Estados Unidos todavía estamos lejos de ver movimientos de subidas de tipos, sí que se aprecian señales del final de alguna de las medidas más heterodoxas. En este sentido, el Tesoro anunció que sus necesidades de financiación disminuirán en 276.000 millones de dólares en 2010 como consecuencia del final de algunos programas de apoyo", explican los expertos de Banif.

En el apartado de resultados empresariales cabe destacar a Viacom que ha hecho público que en el tercer trimestre del año su beneficio se incrementó un 15% hasta los 463 millones de dólares.

MasterCard anunció que ganó 1.168 millones de dólares (8,95 dólares por acción) en los nueve primeros meses del año, frente a los 493 millones (3,76 dólares) que perdió en el mismo periodo de 2008. La segunda mayor empresa del mundo de pagos electrónicos con tarjeta ganó sólo en el tercer trimestre del año 452 millones de dólares (3,45 dólares por acción), lo que contrasta con los 193 millones (1,48 dólares) perdidos en el mismo periodo del ejercicio anterior.

La tecnológica Intel ha liderado las pérdidas en el Dow Jones de Industriales, donde sus títulos perdieron el 2,89%, después de que Morgan Stanley rebajara su calificación para el sector de semiconductores.

También destacó la depreciación de los títulos de la farmacéutica Merck (1,79%), así como los descensos de la cadena de supermercados Walmart (0,93%), la compañía de telecomunicaciones Verizon (1,43%) y HP (1,43%).

En el extremo de las ganancias en el Dow Jones se situaban el fabricante de maquinaria Caterpillar (1,73%), el de aluminio Alcoa (1,44%), la financiera Bank of America (1,03%), el grupo United Technologies (0,85%), la química DuPont (0,68%) y el gigante del entretenimiento Walt Disney (0,95%).

La deuda pública estadounidense a diez años subía de precio y ofrecía una rentabilidad del 3,41%.