Deducción en el IRPF

La deducción de 400 euros se mantendrá para las bases imponibles inferiores a 8.000 euros

La deducción de 400 euros en la declaración del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) se mantendrá para las rentas con una base imponible inferior a 8.000 euros anuales y tendrá carácter progresivo para las comprendidas entre esa cantidad y 12.000 euros, con el objetivo de garantizar la "equidad" fiscal.

Estas cantidades se corresponden con unas bases imponibles, en el primer caso, de unos 8.000 euros anuales y, en el segundo caso, de unos 12.000 euros al año.

Fuentes del Ministerio de Economía y Hacienda indicaron a Europa Press que el mantenimiento de esta deducción para dichas rentas tendrá un coste aproximado de 535 millones de euros y beneficiará a unos 2,7 millones de contribuyentes con rentas bajas.

Los portavoces de los grupos parlamentarios del BNG, Francisco Jorquera; de ICV, Joan Herrrera, y de IU, Gaspar Llamazares, anunciaron que han llegado a un acuerdo con el PSOE. El diputado de ICV Joan Herrera señaló que la deducción fiscal de 400 euros se hará progresiva hasta unos rendimientos del trabajo íntegros que calculó en 15.645,5 euros anuales, cuantía de salario bruto, que en ausencia de otras rentas y una vez minorada en los gastos fiscalmente deducibles y reducciones aplicables, equivale a 12.000 euros de base imponible. Asimismo, la deducción se mantendrá íntegra cuando la base imponible sea igual o inferior a 8.000 euros.

Prórroga del Plan 2000E

Al margen de estas dos enmiendas transaccionadas, los socialistas acordaron con IU-ICV prorrogar el Plan 2000E de ayudas directas a la compra de vehículos con un presupuesto para 2010 de 100 millones de euros, la misma dotación con la que contó en su inicio en el pasado mes de mayo y que ya está prácticamente agotada.

Según Herrera, los detalles de esta ampliación "se irán viendo", si bien recordó su apuesta por reforzar los "aspectos" medioambientales de la ayuda.

Aun así, en el seno de estas formaciones se admite que esta dotación es insuficiente para el conjunto del ejercicio, si bien confían en que la crisis del sector haya remitido a partir del segundo semestre del año.

Inversiones en Cataluña y Galicia

Asimismo, los socialistas pactarán enmiendas de inversión territorial con ICV y BNG por valor de 30 millones de euros, repartidos equitativamente entre Cataluña y Galicia.

El mismo Jorquera anunció que el BNG se abstendrá en las votaciones de todos los dictámenes a las secciones y al conjunto del proyecto económico del Gobierno para el próximo ejercicio.

Sin embargo, insistió en desvincular esta posición del pacto con los socialistas. "Por mucho que valoremos estas modificaciones como un avance, nuestra posición global no varía y si nos abstendremos, será para no practicar el filibusterismo parlamentario", aseguró.