Motor

Los sindicatos de Figueruelas dan un 'sí' mayoritario al preacuerdo con Magna

Las asambleas de afiliados de UGT, CC OO, USO y el sindicato de cuadros Acumagne de la planta de Opel en Figueruelas refrendaron ayer, por abrumadora mayoría, el preacuerdo con Magna que, a su juicio, garantiza el futuro industrial de la fábrica zaragozana.

El comité de empresa de la planta de General Motors en Figueruelas (Zaragoza) desconvocará hoy la huelga prevista para los días 28 y 30 de octubre y 3 y 5 de noviembre. Las asambleas de afiliados de UGT, CC OO, USO y el sindicato de cuadros Acumagne refrendaron, por abrumadora mayoría, el preacuerdo con Magna, en tanto que CGT y OSTA se mostraron partidarios de mantener las movilizaciones, por estimar que cuestiones fundamentales, como la fórmula para ejecutar los despidos y el plan de ahorro, continúan abiertas.

La multitudinaria asistencia a las asambleas obligó a habilitar instalaciones accesorias para acoger a las bases sindicales. El presidente del comité de empresa, José Juan Arceiz, manifestó ayer a CincoDías, que " el preacuerdo ha sido refrendado por el 70% del comité, un porcentaje que legitima la desconvocatoria de la huelga". No obstante, la plantilla de Figueruelas quiere expresar su solidaridad con los motivos que han llevado a la convocatoria de la huelga sectorial del metal, por lo que efectuarán paros simbólicos de una hora y concentraciones en el exterior de la fábrica mañana, martes.

UGT y CC OO han apoyado el preacuerdo "porque se ha conseguido que Magna garantice el futuro industrial de Figueruelas". Los líderes de ambos sindicatos subrayaron ayer que "un acuerdo con despidos es siempre doloroso, pero se ha conseguido la mejor solución posible, dadas las circunstancias". Para USO y Acumagne, "hay que recordar el punto de partida para valorar lo conseguido".

A pesar del rechazo al preacuerdo, CGT no planteará seguir con la huelga en solitario, mientras que OSTA hará valer su opinión al final del proceso negociador. Una vez que se concreten todos los aspectos, el plan final será sometido a referéndum entre toda la plantilla. No obstante, el preacuerdo refrendado ayer permite desbloquear una situación que amenazaba el futuro de Figueruelas y de la propia Opel.

La dirección de General Motors España valoró positivamente el respaldo del principio de acuerdo. En fuentes de la compañía indicaron a Europa Press que el sí sindical "es un paso muy importante en el proceso, porque se puede empezar a hablar de la reestructuración y del plan de ahorro". "Ambos elementos son importantes para garantizar el futuro de la planta".

Bruselas acepta las explicaciones

La Comisión Europea (CE) dio ayer por buenas las explicaciones de Alemania respecto de las ayudas a Opel. En opinión del Ejecutivo, Alemania ha aclarado, como le solicitó la CE, que ofrecerá ayudas financieras para la nueva Opel, con independencia de cuál sea la empresa que finalmente se haga con la filial europea de General Motors (GM).

El portavoz comunitario de Competencia, Jonathan Todd, indicó en rueda de prensa que Bruselas entiende que las autoridades alemanas han aclarado este punto. Ahora es "una cuestión que atañe a las autoridades alemanas y a GM". Según Todd, la CE "simplemente toma nota de que las autoridades alemanas han hecho lo que les solicitamos".