Directivos - Másteres y Posgrados

Universidades y bancos atraen talento con becas

Financiación. Las solicitudes de ayuda para cursar un posgrado se multiplican por la recesión.

Todo estudiante que se haya planteado alguna vez continuar con su formación en el extranjero conoce los programas de becas de Fundación Caja Madrid y Obra Social La Caixa, a los que se unen otros con menor cuantía, como las de la Fundación Ramón Areces y las ayudas de la prestigiosa Comisión Fulbright. Según Rafael Spottorno, director de la Fundación Caja Madrid, estas becas "tienen como objetivo posibilitar a las personas que quieran proseguir con su formación y que quieran hacerlo en el extranjero que puedan hacerlo gracias a la ayuda económica".

Las becas se conceden atendiendo a una combinación de criterios académicos y económicos, a pesar de que el criterio más importante es el de la excelencia.

"El perfil del estudiante es una persona de entre 26 y 28 años, que tiene un expediente académico muy bueno, de notable hacia arriba y que tiene su futuro académico orientado. Son profesionales que ya han pasado por el mercado laboral y que tienen un nivel de madurez grande", asegura el director de la Fundación.

Lógicamente, la competencia por acceder a este tipo de programas se recrudece con cada año que pasa. "Cada beca tiene un promedio de entre siete y ocho solicitudes", explica Spottorno, "en la convocatoria pasada, hubo 960 solicitudes para 125 becas". Por ello, los expertos recomiendan ser constante y presentarte al programa en varias convocatorias consecutivas.

Los programas de becas más prestigiosos están relacionados con el estudio de másteres y posgrados en el extranjero, en especial, en Estados Unidos, si bien en los últimos años el deseo de las autoridades de mejorar la calidad de la educación española se ha plasmado en un aumento de las ayudas públicas para este concepto. En este sentido, cabe destacar la iniciativa del Ministerio de Educación de pagar la matrícula en un programa de ampliación de estudios a las personas que se encuentren en situación de desempleo en el momento de formalizar la matrícula. Con esta medida, el Gobierno pretende fomentar el reciclaje y la acumulación de conocimiento por parte de los trabajadores.

Por otra parte, las universidades con más renombre en el ámbito internacional ponen a disposición de sus alumnos un número determinado de ayudas con el objetivo de que los estudiantes que tienen una hoja de méritos destacada accedan a sus programas a pesar de que no cuenten con los estudios necesarios.

Sin necesidad

Es el caso de universidades como Columbia o Berkeley en Estados Unidos y como el de las escuelas españolas de negocios, como IE Business School, IESE y Esade, que cotizan más alto en los ranking internacionales. El director de la Oficina de Ayuda Financiera de IE Business School, Joël McConnell, admite que el centro considera "responsable" desde el punto de vista social entregar un número de becas.

Según los datos del IE Business School, que no ha querido desvelar el importe que la entidad gasta en becas cada año, la recesión ha provocado un aumento importantísimo del número de solicitudes, pero no todos los alumnos tienen la misma necesidad.

McConnell considera que una parte de los alumnos que solicitan las becas no las necesita. "La mayoría de la gente sí tiene el dinero que cuesta un MBA y está dispuesta a gastarlo porque lo ve como una inversión. Piden una beca para ver si la pueden conseguir, pero, si no lo hacen, no pasa nada", afirma.

Fundación Caja Madrid. La responsabilidad social se plasma en el terreno educativo

El programa de becas de Fundación Caja Madrid lleva en funcionamiento diez años durante los cuales ha concedido becas a 677 estudiantes españoles. Las ayudas de la caja están destinadas exclusivamente a los alumnos que quieran completar su formación con un programa en el extranjero. A pesar de que pueden utilizarse para hacer másteres, doctorados y proyectos de investigación, un 44% de los alumnos que consiguen una beca la utilizan para el estudio de un máster.

La Meca de la mayoría de los estudiantes son las universidades de Estados Unidos. Entre los destinos elegidos, destacan nombres como Columbia, Harvard, Stanford y el Massachusetts Institute of Technology. El resto de becas se reparten entre Canadá y los países europeos.

El año pasado, la Fundación Caja Madrid concedió 200 becas. Sus ayudas cubren el pago íntegro de la matrícula y unos gastos de manutención de entre 1.200 y 1.500 euros.

Obra social La Caixa. Lleva estudiantes españoles a todos los puntos del planeta

La convocatoria de becas de Obra Social La Caixa tienen el don de la veteranía. El programa se inició en el año 1982 y en estos treinta años ha financiado los estudios de posgrados en el extranjero de alrededor de 2.300 estudiantes.

En conjunto, la entidad ha gastado 83 millones de euros en este concepto y sólo la cantidad invertida en 2008 asciende a 6,8 millones de euros.

Obra Social La Caixa comenzó su andadura concediendo 35 becas anuales y en su última convocatoria otorgó 136. La mayor parte de ellas estaban relacionadas con los campos de la ingeniería, administración de empresas, derecho, economía y relaciones internacionales.

Con el paso de los años, las becas La Caixa se complementaron con una oferta de ayudas para España y con destinos nuevos, como China o Japón.

La universidad preferida por los becarios de La Caixa es Columbia, seguida de Harvard y el MIT.

La cifra

0,08% es el porcentaje del PIB que representa el gasto público en ayudas y becas para las universidades españolas.