Fiscalidad

Zapatero limita la reforma fiscal a los 400 euros, las rentas de capital y los impuestos indirectos

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó hoy que la subida de impuestos en la que trabaja el Gobierno se concentrará en la deducción en el IRPF de 400 euros, las rentas del capital y la imposición indirecta, que engloba al IVA y a los impuestos especiales sobre el alcohol, el tabaco y la gasolina.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi (izda), saluda al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, al inicio de la cumbre bilateral de ambos países, en la que se analizan la inmigración y la próxima cumbre del G-20, entre otros asuntos, hoy en La Maddalena
El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi (izda), saluda al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, al inicio de la cumbre bilateral de ambos países, en la que se analizan la inmigración y la próxima cumbre del G-20, entre otros asuntos, hoy en La Maddalena

En rueda de prensa con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, con motivo de la Cumbre Hispano-Italiana, Zapatero indicó que el Gobierno pedirá a los ciudadanos un esfuerzo fiscal "temporal", teniendo en cuenta que la presión fiscal en España se sitúa en el 32,6% del PIB, "de las más bajas de la UE".

Según Zapatero, la "grave crisis económica" y el déficit que debe corregir España hasta 2012 -ahora se aproxima al 10% del PIB-, junto con la intención del Gobierno de no reducir el gasto social, obligan al Ejecutivo a llevar a cabo un aumento de impuestos que, en principio, se limitará a la deducción de 400 euros, introducida hace dos años, al gravamen sobre las rentas del capital, situado en el 18%, y a la imposición indirecta.

De hecho, el Gobierno aprobó en junio pasado un incremento de los impuestos especiales que gravan el tabaco y los carburantes, con los que esperan recaudar más de 2.000 millones de euros adicionales.

"Pido un pequeño esfuerzo para una parte importante de la ciudadanía para mantener nuestro nivel de protección social desde la coherencia que un Gobierno que ha bajado impuestos y que ahora temporalmente tiene que hacer este esfuerzo", subrayó.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo, que recordó los cuatro ejercicios presupuestarios cerrados con superávit y el bajo nivel de deuda pública, destacó que el Gobierno ha rebajado los impuestos en los últimos años por un importe de 20.000 millones de euros, recortando cinco puntos el Impuesto de Sociedades y rebajando una media del 6% el IRPF.

Además, apuntó la supresión del Impuesto de Patrimonio por 1.800 millones de euros, así como la "devolución extraordinaria" de los 400 euros por contribuyente en el IRPF, deducción que ahora está en revisión. Todo ello, añadió, ha permitido reducir la presión fiscal y bajar impuestos en un momento en que el crecimiento económico hacía "conveniente" llevar a cabo esta reducción de impuestos.

Finalmente, Zapatero se comprometió a dialogar con los grupos parlamentarios sobre la reforma fiscal, y añadió que será en la Ley de Presupuestos de 2010 cuando se conozcan los detalles de la misma, por lo que pidió respetar los tiempos y los cauces normativos, a pesar de la "ansiedad" que pueda existir al respecto.