Obras públicas

Fomento extrema el control sobre los modificados en sus obras

El ministro de Fomento, José Blanco, ha dado orden de controlar al máximo los modificados en las partidas económicas de la obra pública adjudicada. Se trata de acabar con la competencia a la baja, respecto a los presupuestos de licitación, en las ofertas de las constructoras. En este contexto, firmas como Acciona, Ferrovial y Sacyr han visto caer sensiblemente sus márgenes de rentabilidad.

La aglomeración de ofertantes en los concursos de obra civil, con la actividad residencial paralizada, ha motivado una guerra a la baja en las pujas que está estrangulando los márgenes de las constructoras. Tomando como ejemplo algunas de las principales referencias españolas, el área de infraestructuras de Acciona ha visto caer su ratio de Ebitda sobre ventas del 8,8% declarado en junio de 2007, justo antes de la crisis, al 5% que acaba de reconocer al cierre del primer semestre; Ferrovial, con un 5,4% de margen, está lejos del 6,4% que manejaba hace dos años, y Sacyr ha pasado del 6,9% previo a la crisis al 5,2% (ver cuadro).

Un mal síntoma que ACS, FCC y OHL han podido sortear en buenamedida gracias a su actividad internacional. "Las constructoras con volumen para acudir a los grandes concursos llevan toda la crisis pujando a la baja, sacrificando el capítulo del beneficio, para asegurarse cartera de obra", comenta un alto directivo del sector, "lo hacen con la esperanza de obtener modificados al alza en los presupuestos una vez comenzadas las obras y tras probar que surgen gastos imprevistos por el licitador".

Esta picaresca inusual en mercados europeos o en EE UU va a ser perseguida a la vuelta de las vacaciones. Fuentes cercanas al Ministerio de Fomento, principal promotor de obra en España, aseguran que el ministro José Blanco ha dado orden taxativa de restringir la concesión de partidas económicas adicionales (modificados) en contratos ya presupuestados y concedidos. "Blanco ha pedido que se le justifiquen, prácticamente una por una, las desviaciones en las obras", citan fuentes solventes.

El primer efecto que busca Fomento es poner coto a unas bajas que, en el caso de sus concursos, llegan al 26% de media. Una circunstancia que pone en riesgo la viabilidad económica de las empresas y la ejecución de los proyectos. El ministerio dará el toque de atención cuando acaba de hacer público que va a proponer obras por 6.086 millones hasta diciembre.

"A lo largo de 2008 se ha intensificado el nivel de concurrencia [de empresas a los concursos] observado en los últimos ejercicios, en línea con la contención del volumen licitado", explica Seopan, patronal de las grandes constructoras, en su reciente memoria sobre 2008. Los datos que maneja hablan de una subida en el número de ofertantes en cada contrato de obra pública, de las 12 empresas de 2007 a un promedio actual de 15,2. De forma paralela se ha alcanzado un 21,6% de bajas medias en el grueso de licitaciones promovidas por todas las administraciones (a principios de década eran del 10%).

El colectivo que preside David Taguas está solicitando al Gobiernomejoras en el marco regulatorio de los contratos de obra pública. Una de sus principales reivindicaciones es que los pliegos "contengan mecanismos eficaces de control de las ofertas temerarias o anormalmente bajas". Seopan califica de inadmisible toda puja que esté un 10% por debajo de los presupuestos marcados por la Administración en sus obras.

Acciona, ferrrovial y Sacyr ganan menos

Acciona. Su área de infraestructuras arroja 85 millones de Ebitda, el 21% del total hasta julio. Pese a mejorar en ventas, el margen bruto de explotación se ha deteriorado 1,3 puntos porcentuales.

ACS. El negocio de construcción mantiene un margen del 7,5%por el mayor peso de la obra civil y la "política de racionalización de costes y el control de la ejecución de proyectos", cita la empresa.

FCC. Ha elevado el margen de Ebitda sobre la facturación del 5,4% al 5,5%. La obra civil supone un 66% de sus ingresos y la actividad internacional supera el 51%.

Ferrovial. En el mercado doméstico ha pasado de un rendimiento del 7,5% de hace un año al actual 5,8% "debido a la mayor competencia en la licitación por nuevos contratos".

OHL. En España ha contratado un 13,1% menos que entre enero y junio de 2008, pero mantiene el ratio de Ebitda sobre ventas ligeramente por encima del 6%.

Sacyr. La rentabilidad bruta ha caído hasta los 5,2% puntos porcentuales, desde el 6% declarado el año pasado.