Industria automovilística

Merkel asegura que la decisión sobre Opel es urgente

La canciller alemana, Angela Merkel, lamentó el fracaso de General Motors para elegir un comprador para su unidad alemana, Opel, y dijo que se necesitaba una decisión "urgentemente" para el futuro de la automovilística.

Opel inicia el recorte de personal en Europa
Opel inicia el recorte de personal en Europa

En una entrevista con la cadena de televisión alemana ZDF, Merkel dijo que creía que podría haber un conflicto de intereses entre GM y los países que tenían una participación en sus operaciones europeas, pero añadió que se habían hecho progresos. "Lamento que no se tomara una decisión final, pero espero que se produzca pronto, porque necesitamos una solución urgente, por los trabajadores y la situación económica de Opel", dijo.

"El conflicto de intereses podría estar en que pensamos que Magna ha hecho una oferta muy buena (..) que convierte a GM en un accionista minoritario en el conjunto global, y podría haber voces en GM que preferirían que esa participación minoritaria no fuera tan pronunciada", dijo.

El futuro de Opel, en el aire

Pese a la presión alemana para respaldar la oferta de Magna International, General Motors declinó el viernes designar a la firma canadiense de componentes como ganadora de la oferta por Opel, dejando el futuro de la compañía automovilística en el aire.

"Ahora espero que la semana próxima hagamos progresos", dijo Merkel. "Creo que nos dirigimos en la dirección correcta", añadió.

El Gobierno alemán, que afronta elecciones federales el 27 de septiembre, ha ofrecido el respaldo financiero a la oferta de Magna porque cree que sería la mejor opción para salvar puestos en Opel, que emplea a unos 25.000 trabajadores en Alemania.

Jürgen Ruettgers, responsable de Renania del Norte-Westphalia, el estado más poblado de Alemania y sede de la planta de Bochum, instó el sábado el Gobierno estadounidense a ayudar a llegar a un acuerdo.

Fuentes familiares con las conversaciones dijeron que los directivos de GM querían que Berlín dijera qué financiación estaría disponible para respaldar una oferta rival del inversor financiero con sede en Bruselas RHJ International.

Berlín y los estados alemanes que albergan plantas de Opel han dejado claro que quieren que Magna se haga con la automotriz y están dispuestos a aportar 4.500 millones de euros en ayudas estatales para que eso ocurra.

Una fuente próxima a las conversaciones dijo que la próxima reunión del consejo de administración de GM sería a principios de septiembre.

Alemania pide ayuda a Hillary Clinton

El ministro alemán de Exteriores, Frank Walter Steinmeier, ha pedido ayuda a su colega estadounidense, Hillary Clinton, en el proceso de venta de la empresa automovilística Opel, filial de General Motors, consorcio cuyos directivos han vuelto a retrasar una decisión al respecto.

Durante una conversación telefónica de 20 minutos ayer, Steinmeier pidió a Clinton que presione al responsable del Tesoro estadounidense, Tim Geithner, para que este se defienda la oferta de compra del grupo austro-canadiense Magna.

Así lo revela el rotativo alemán Rheinische Post en su edición de mañana, en la que subraya que el titular de Exteriores alemán dejó claro a la secretaria de Estado estadounidense que Berlín solo aportará sus avales para la operación si el comprador es Magna y no el inversor financiero belga RHJ International.