Textil

Dogi potencia su entrada en los centros comerciales para crecer en la gama baja

Dogi ha puesto en marcha el proyecto Fast Fashion, que identifica un número limitado de artículos de temporadas pasadas para introducirlos en centros comerciales. Así, la compañía ha variado su tradicional estrategia de crecer en la gama alta de producto para identificar nuevas oportunidades en los segmentos de bajo coste.

La empresa fabricante de tejidos elásticos para ropa íntima, baño y deporte aseguró en un informe enviado el viernes a la CNMV que "se ha constatado que el efecto de la crisis afecta mayoritariamente a las ventas de las marcas intermedias, en menor medida a las de gama alta y que por el contrario beneficia a las de bajo coste". El extracto de la memoria de solicitud de concurso voluntario relató las medidas para superar la situación de insolvencia, entre las que destacan la falta de financiación bancaria para acometer la reestructuración, tras el fracaso de la ampliación de capital del año pasado. Con todo, la compañía destacó el préstamo de 8,5 millones de euros concedidos por el Instituto Catalán de Finanzas (ICF).

La compañía textil destacó que la caída de la demanda en España y el retraso en la construcción de la nueva factoría de El Masnou (Barcelona) han lastrado especialmente los resultados por la duplicidad de costes.