Consejo de ministros

CC OO reclama que la protección social a los parados se mantenga durante toda la crisis

El sindicato CC OO pidió hoy que la ampliación de la protección social a las personas paradas se mantenga durante la crisis, pues dentro de seis meses "la economía no habrá cambiado", según señaló en rueda de prensa el secretario de Seguridad Social y Previsión Social Complementaria de CC OO, Carlos Bravo.

Así reaccionó el dirigente ante la previsible aprobación en el Consejo de Ministros de hoy de una nueva prestación de 420 euros, vinculada a proyectos de formación, para los desempleados que hayan agotado su prestación por desempleo y que, según cálculos del Ejecutivo, podría ascender a unas 300.000 personas.

Bravo destacó que esta decisión es "necesaria" y "positiva" para reforzar la protección social de las personas que se encuentran en desempleo y que han agotado su prestación.

No obstante, subrayó que la medida podría haber sido "más ambiciosa", y alertó que al iniciarse el 1 de agosto, deja a un importante número de personas que "deberían ser potenciales beneficiarios de esta cobertura", que estima entre 50.000 y 60.000 personas al mes.

Además, señaló que esta medida era demandada por los sindicatos y añadió que debió ser resultado del proceso de diálogo social tripartito que se rompió a finales de julio por las exigencias "desmesuradas y desenfocadas" de la CEOE.

CC OO abogó por que se incluya también como beneficiarias a las personas que, cumpliendo los requisitos, hayan agotado la Renta de Inserción y por que se amplíe el número de beneficiarios retrotrayendo en lo posible la fecha a partir de la que esta medida sea efectiva.

Colaboración de las CC AA

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, reclamó hoy a las comunidades autónomas que desarrollen las políticas necesarias para garantizar los ingresos de aquellas personas en paro que no puedan percibir la nueva prestación propuesta por el Gobierno.

Así reaccionó el dirigente ante la previsible aprobación en el Consejo de Ministros de hoy de una nueva prestación de 420 euros, vinculada a proyectos de formación, para los desempleados que hayan agotado su prestación por desempleo y que, según cálculos del Ejecutivo, podría ascender a unas 300.000 personas.

Para Ferrer, esta medida establecida con carácter de urgencia es "necesaria", si bien "no va a cambiar la actual situación de crisis" que atraviesa España, y consideró que el colectivo de personas que se beneficiarán es "reducido".

En este sentido, pidió a las CCAA que actúen a través de las rentas mínimas de inserción para mejorar la situación de los parados que no pueden acogerse a este programa, como es el caso de los desempleados que no han cotizado y por tanto no tienen derecho a una prestación.

El responsable de UGT señaló también que el sindicato exigirá la prórroga de la prestación a doce meses mientras el desempleo siga siendo el "principal problema" de la economía española, frente a la intención del Gobierno de mantenerla durante seis meses y prorrogarlos otros seis en función de la evolución económica.

Toni Ferrer destacó que esta nueva prestación responde a uno de los compromisos incluidos en la Declaración del diálogo social firmada el año pasado, el de mantener la cobertura social de los desempleados, aunque advirtió de que la situación de crisis "requiere de mayores esfuerzos de las políticas públicas".

La CEOE: "Las medidas no deben quedarse en ayudas o subsidios"

La CEOE valoró hoy que el Gobierno haya aprobado la prestación de 420 euros para los desempleados, pero advirtió de que las medidas para luchar contra la crisis "no deben quedar sólo en ayudas y subsidios".

La patronal, que siempre se mostró de acuerdo con esta prestación en las conversaciones del diálogo social, antes de que éste se rompiera, señaló que también "deben abordarse medidas que impulsen la actividad económica y que sean proactivas para el empleo".

En un comunicado, la CEOE recordó que está a favor de la medida porque "siempre" ha "defendido la cohesión social" y, en este sentido, las ayudas económicas a las familias que estén sin trabajo ni ingresos.

Sin embargo, insistió en que son necesarias medidas que logren que los parados vuelvan a tener trabajo lo antes posible, que disminuyan la temporalidad excesiva y que permitan que los jóvenes puedan entrar en el mercado de trabajo y que baje la tasa de más del 30% de desempleo juvenil.

La patronal aseguró que está comprometida con el diálogo social y tiene voluntad de llegar a acuerdos "con contenidos que sirvan realmente para mejorar la competitividad de la economía española y la recuperación del empleo". En cualquier caso, señaló, es necesario "afrontar con decisión y profundidad la búsqueda de soluciones y de reformas estructurales".