Resultados

Northern Rock eleva un 30% sus pérdidas semestrales, hasta 908,5 millones de euros

Northern Rock, el primer banco del Reino Unido nacionalizado durante la crisis crediticia, informó hoy de que obtuvo unas pérdidas netas de 770,9 millones de libras (908,5 millones de euros) durante el primer semestre del año. Esas pérdidas fueron un 30,2 por ciento más abultadas que las registradas en el mismo periodo de 2008, que se cifraron en 592,2 millones de libras (casi 698 millones de euros).

La entidad atribuyó esos resultados a la demora del pago de las hipotecas concedidas a sus clientes, que aumentó un 3,9%, un dato superior a la media nacional del 2,4%.

"El actual contexto sigue presentando desafíos para Northern Rock, especialmente en la gestión de la calidad de su cartera de préstamos", afirmó el consejero delegado del banco, Gary Hoffman.

La entidad, famosa por facilitar préstamos de hasta el 125% del valor de una vivienda durante la época de bonanza del sector inmobiliario británico, ha sufrido una depreciación de sus hipotecas debido a la caída del precio de las casas en este país.

Northern Rock, que se encuentra actualmente inmerso en un proceso de reestructuración, tuvo que ser nacionalizado en febrero de 2008.

Lastrado por la crisis de las "hipotecas basura" en Estados Unidos, el banco sufrió una crisis de liquidez que le obligó en septiembre de 2007 a solicitar al Banco de Inglaterra un préstamo de 26.900 millones de libras (unos 33.980 millones de euros).